• Regístrate
Estás leyendo: Periodistas de ciencia, vivos en Jurica
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 07:24 Hoy

El país de las maravillas

Periodistas de ciencia, vivos en Jurica

Horacio Salazar

Publicidad
Publicidad

Desde la ventana de mi habitación veo un patio interior con dos fuentes y un suelo empedrado con una figura de árboles. Me siento cansado pero satisfecho, pues acaban de terminar los trabajos del III Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Es mi primera asistencia a un evento así, y termino las sesiones con la esperanza de que la experiencia se repita, pues por espacio de tres jornadas intensas, con sesiones de nueve de la mañana a siete de la tarde, un centenar de periodistas de ciencia de México, Ecuador, Argentina, Cuba y Estados Unidos, se han sentado como jueces a evaluar su propio trabajo, abiertos y francos.

Disclaimer: estoy aquí porque las instancias organizadoras, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, me invitaron a dar una conferencia magistral sobre el tema "Jerarquización del medio ambiente en México".

Terminé la presentación a las cuatro de la mañana del día anterior, pero reporto a mis superiores que la misión fue terminada con entera satisfacción de los circunstantes. Francamente me apenaba la idea de llegar cargado de obviedades o de ideas sosas, pero me dicen que no, y me aplaudieron. ¡Fiu!

Qué agradable es que piensen que puedes aportar algo a una profesión como el periodismo de ciencia. Pero es más agradable estar sentado horas en el salón escuchando a colegas de muchas partes presentar sus experiencias, expresar sus opiniones y discutir duro pero con humor sobre nuestras propias incompetencias.

Es la primera vez que el seminario incluye debates, y es también la primera vez en que la convocatoria fue planeada y ejecutada por un comité externo, ajeno a las instituciones convocantes.

En la sesión de cierre, los organizadores admitieron que algunas cosas pudieron hacerse mejor y que a la próxima todo saldrá mejor. Yo, que asistí hace muchos años a un evento parecido en Morelia, pienso que ya están saliendo mejor las cosas. ¡Bravo!

Me preguntaron al final con qué palabra definiría yo el seminario entero. Respondí: "Prometedor". Después de años de observar avances y retrocesos en el proceso de maduración de un gremio con el que me identifico, ahora sí tengo la esperanza de que los viejos sueños de unión, colaboración, trabajo conjunto, se convertirán en hechos. Así sea.


horacio.salazar@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.