• Regístrate
Estás leyendo: Mirando detrás del villano
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 01:15 Hoy

El país de las maravillas

Mirando detrás del villano

Horacio Salazar

Publicidad
Publicidad

En noviembre de 2016 participé en una premiación periodística, y el evento mayor fue en el Museo Franz Mayer. Esa jornada me regaló un recorrido fascinante por el museo, y culminó en una conversación aún más fascinante con Vivian Alegría, directora de la Fundación Coca-Cola en México. De camino a mi hotel, esa noche me dije que la ciudad de México ofrece experiencias muy variadas para mi curiosidad.

Ayer viernes, Milenio TV transmitió, en la serie “La conversación”, una entrevista que le hizo a Vivian Azucena Uresti. Y como me colé tras bambalinas a la plática, conocí mejor varias iniciativas de la fundación.

Acostumbrado a que mis compañeros de mesa o de velada vean a las grandes empresas como monstruos ambiciosos y ciegos, me da gusto saber de iniciativas que nos brindan una visión más realista y positiva. El caso de la industria mexicana de Coca-Cola es un buen ejemplo de un “villano” que no lo es tanto.

En un libro sobre la gestión del agua en México, leí un duro capítulo criticando a la industria refresquera por su consumo abusivo de agua. Por la charla entre Azucena y Vivian supe que en 2007 Coca-Cola se comprometió a restituir toda el agua que consume, y que hoy día en México devuelve más del 100 por ciento del agua que usa para producir bebidas.

Y no la devuelve a lo tonto, regando desiertos. No: con ayuda de la UNAM, Conafor, Semarnat, Limnotec, ProNatura y de muchas comunidades rurales, la Fundación Coca-Cola lleva años reforestando donde cae mejor: en las partes altas de las cuencas. Llevan en su cuenta una sombra de más de 70 millones de árboles en una superficie equivalente a un cuadrado de 80 kilómetros de lado.

Estos proyectos, en los que participan otras empresas aliadas, también brindan empleo y capacitación. El programa dio trabajo temporal a más de 200 mil personas, entre ellas más de 50 mil mujeres, y ha “sembrado” más de 21 mil 700 pequeñas empresarias.

Pero la iniciativa que más me hizo clic fue “Vive tu parque”. En menos de dos años, la fundación montó o rehabilitó 620 parques urbanos. Este año construirá 200, que sumados a los 200 comprometidos por la SEDATU y municipios, significarán 400 nuevos espacios para fomentar comunidades, para construir país.

Vivian cerró la conversación invitando a más personas y empresas a unirse a iniciativas así. “Mientras más personas se sumen, pues mayor chance tendremos de hacer todavía más parques”, dijo. Empecemos viendo la conversación. Sé que vale la pena. Y dejemos de ver como “villana” a una empresa que lleva años dedicando al menos 1% de sus ingresos en proyectos a favor de México.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.