• Regístrate
Estás leyendo: Medina: tírele al 'negro'
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 03:22 Hoy

El país de las maravillas

Medina: tírele al 'negro'

Horacio Salazar

Publicidad
Publicidad

No me había tocado en mis años viendo estas cosas presenciar un linchamiento tan chillón contra un mandatario saliente. En las últimas semanas los enanos crecieron y se lanzaron, la lengua afilada y el encono inflado, contra el negro del momento, Rodrigo Medina de la Cruz.

Todavía no asumían su nuevo puesto, y ya los diputados de Acción Nacional, de Movimiento Ciudadano, de cualquier rincón, despotricaban contra el gobernador.

Ahora, ya en sus curules, siguen derramando bilis de una manera que, insisto, me parece inusitada. Veo la imagen de Samuel García, coordinador de bancada, con la boca abierta como si estuviera denunciando a Hitler o Mussolini. "¡Fuiste la gota que derramó el vaso!", había exclamado la víspera el mismo legislador.

Desde Santa Catarina, Víctor Pérez consideró que está terminando un sexenio fallido en un estado fallido, y Marcelo Martínez, diputado panista, llegó a los titulares calificando a Medina como el peor gobernador en la historia de Nuevo León.

Todos le tiran al negro, ahora que su poder se evapora con rapidez. Le reclaman cosas que sí deben reclamarle, pero también cosas que no, porque están aprovechando el momento buscando hacer leña de ese árbol caído ante cuya presencia la mayoría callaban hace un año.

Yo no soy un juez, y ciertamente soy parte interesada, pero sobre todo interesada en que las cosas se hagan bien. Y desde este rinconcito digo, emulando a Álvaro Cueva: no mamen.

Esos que hoy se llenan la boca de independencia y de corrección política eran ayer unos cachorros que seguían fieles las consignas partidistas. Víctor Pérez pilla por dinero que nunca fue suyo a sabiendas de que no lo era, pero es el momento de pegarle al negro.

Yo no vi a ninguno de esos gritones de hoy arrimando el hombro cuando cayó el Álex, ni proponiendo soluciones reales a la delincuencia organizada. Y para otros que dicen que a Medina la Fuerza Civil se la armó el sector privado, lo que a mí me dijeron, en el sector privado, fue que por primera vez pudieron trabajar juntos ellos con las universidades y con el gobierno. Sí fueron factor clave, pero no el único, y el Gobierno también hizo lo suyo.

Pero sé que nada de esto callará a esos gritones. Ayer dijo en estos espacios Javier Sepúlveda que la historia juzgará al ya casi ex gobernador Medina. Yo sólo agrego que también juzgará a todos esos verdugos de lengua larga y memoria corta. La mayoría se disolverá en el olvido. Y yo también. Al tiempo.


horacio.salazar@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.