• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 19:06 Hoy

El país de las maravillas

La broma de la tolerancia cero

Horacio Salazar

Publicidad
Publicidad

Tuve que leerla dos veces para creer que era en serio y no una confección humorística de The Onion o alguno de los humoristas políticos que de pronto se sueltan el chongo. Pero no. El titular de la nota dice: “Fiscal general de EU anuncia ‘tolerancia cero’ contra narco”.

Sobre la foto de Jeff Sessions, el sumario complementa la broma con una declaración del funcionario que pretende ser una amenaza: “Los encontraremos, acabaremos con sus redes, extinguiremos sus fuentes de ingreso, menguaremos sus filas e incautaremos sus ganancias”.

La primera humorada tiene que ver con lo que la administración de Donald Trump puede hacer. En poco más de 100 días de gobierno, el saldo era más bien exiguo. Las iniciativas más relevantes habían sido echadas abajo o de plano estaban en la congeladora.

¿En verdad piensa Sessions que puede acabar con las redes del narco? Si es así, está muy bien como miembro del gabinete trumpiano. Pero que logre hacerlo, yo estoy seguro de que ni él mismo se la cree. Con todo y su poder, ni el gobierno de los Estados Unidos puede desmantelar las redes del narcotráfico.

La razón es simple: las redes del narco son hoy más inteligentes que las agencias de inteligencia. Están bien organizadas, bien equipadas, tienen planes “B”, etcétera. Seguro que lograrán algunos golpes contra uno que otro capo, pero no los aniquilarán. Como tampoco podrán traer de vuelta la prosperidad de la industria tradicional del siglo XX porque estamos en el siglo XXI. Que se los crea su abuela.

Pero la parte más peculiar del sensacional chiste de Sessions tiene que ver con el objetivo de la administración. Si puedes, imagínate que tienes un enorme globo reventado y quieres controlar el desastre conteniendo el aire “¡apúrate, que allá van otras chorromil moléculas de aire!”.

La única forma en la que los gringos podrían cumplir las “amenazas” de Sessions sería la siguiente: acabar con el consumo de drogas. ¿Por qué hay narcos? Porque del otro lado del muro virtual de Trump está el mercado de consumo de enervantes más grande del mundo. Ya tienen parcialmente autorizado el consumo de mariguana, y no les basta. Quieren más y más drogas cada vez más potentes.

¿Dónde está la ética del gobierno de Trump? Sí, ya sabemos que el inventor de la posverdad no tiene el menor escrúpulo. Pero esto de plano borda en lo absurdo: querer matar el efecto sin tocar la causa. Aplicar “mano dura” contra el mensajero sin atender a la raíz. Si el pueblo estadunidense aplicara “tolerancia cero” a la estupidez oficial, todavía habría esperanzas. Esperemos sentados.

horacio.salazar@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.