• Regístrate
Estás leyendo: El Tec apuesta más por la ciencia
Comparte esta noticia
Viernes , 17.08.2018 / 18:41 Hoy

El Tec apuesta más por la ciencia

Publicidad
Publicidad

Esta semana, el Tecnológico de Monterrey celebró la edición 48 de su Congreso de Investigación y Desarrollo, y tuvieron la gentileza de invitarme. Los espacios del Centro Estudiantil se llenaron de alumnos, profesores, investigadores e invitados que durante cuatro días se empaparon de novedades relacionadas con la ciencia.

Es sabido que esta actividad intelectual es mi pata de palo, así que disfruté mucho, más que la mera glorificación de la ciencia, el particular modo en que el Tec combinó investigación con sentido humano, y el poderme dar cuenta de cómo se está dando, no solo la investigación básica que genera conocimiento y que fue elogiada por el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Enrique Cabrero Mendoza, sino también la rapidez con que en algunos casos ese conocimiento se ha transformado en aplicaciones prácticas de gran sentido social.

En “Los proyectos del Tec que están transformando a México”, la institución presentó unas películas biodegradables que reaprovechan cáscaras de frutas y que reducirán el impacto de los plásticos en el medio ambiente, una solución a base de siempreviva que le ahorrará cirugías oculares a hasta 10% de la población mexicana, una estrategia capaz de reducir drásticamente los desperdicios.

No de balde el doctor Cabrero reconoció que “en pocos años, el Tecnológico de Monterrey se ha posicionado como una institución que valora la investigación científica de una manera muy importante”.

Yo disfruté una sesión que organizó Hugo Barrera Saldaña y en la que cuatro expertos detallaron los beneficios que ofrece la tecnología CRISPR, que permite editar genes con una precisión tal que se avizoran, se están viviendo ya, avances formidables en la creación de modelos genéticos, en terapias para enfermedades antes intratables.

Un foco central del congreso fue la entrega del Premio Rómulo Garza. En este 2018, cuando el Tec de Monterrey festejará 75 años, el galardón reconoció a estudiantes que analizaron en el museo Marco cómo responde el cerebro a estímulos visuales, a la autora de un libro sobre la corrupción, a un médico capaz de restituir la vista a personas ciegas, y sobre todo a un académico modesto y sencillo, Bryan W. Husted, con 27 años forjando alumnos. Y lo más conmovedor fue que en cada caso hubo alguien, un asistente, un alumno, que alabó el trabajo premiado. En suma, un congreso sensacional. ¡Felicidades, Tec de Monterrey!

horacio.salazar@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.