• Regístrate
Estás leyendo: S19/85-17. Parte I
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 12:54 Hoy

Con todo respeto

S19/85-17. Parte I

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

Luego del temblor de 8.2 de hace 15 días, la mayoría de los capitalinos "se daban de santos" en materia de seguridad citadina tras la implacable forma en que la Ciudad de México había pasado la taaan esperada prueba de un fuerte sismo. Y cómo no sentirse así cuando treinta años atrás un sismo de 8.1 dejó una ola de destrucción y muerte en lo que se convirtió en una de las heridas más profundas de la sociedad mexicana contemporánea.

Hace unas horas, el insospechado sismo de 7.1, ocurrido en plena conmemoración del de hace más de tres décadas, no sólo echó por tierra la discreta y casi muda celebración de hace dos semanas, sino que, paradójicamente, recrudeció la sensación de inseguridad arquitectónica y de fragilidad humana adquirida en 1985.

Las ahora tan conocidas imágenes de la destrucción en la Ciudad de México han dado cuenta de una todavía inexplicable debilidad arquitectónica en los inmuebles dañados, lo que por una parte hace recordar lo mucho que se dijo en 85 al respecto, es decir: errores de construcción y/o corruptelas en las mismas. Hasta ahora, no hay forma de saber con precisión de qué estaríamos hablando y/o qué podría explicar los por qués de la destrucción actual. Y es que por una parte, muchos se preguntan por qué lo que ahora se cayó no sufrió daños evidentes hace 15 días.

El nuevo sismo del 19 de septiembre de este año provocó daños contundentes y victimas mortales. Sin embargo, a pesar de la muy lamentable situación actual, cabe mencionar que las cifras que se tienen ahora resultan muy interesantes para aproximarnos a una más justa dimensión de los hechos, a saber: en 1985, el doble sismo que se registró y con epicentro en Michoacán, según cifras oficiales dejó cerca de mil derrumbes y 5 mil inmuebles dañados en el Distrito Federal. Así mismo, las fuentes más serias señalan que hubo cerca de 13 mil muertos, aunque la cifra negra habría registrado casi el triple.

En contraste, 32 años después, el sismo de 7.1 y con epicentro en Morelos, ha provocado el derrumbe de 40 inmuebles y daños en más de 650 en la Ciudad de México, aunque dicha cifra aún podría aumentar y superar el doble de ella, quizás. En tanto, las cifras oficiales indican que en el DF se han reportado cerca de 250 muertos aunque dicha cifra podría aumentar en las próximas horas. Empero, dificilmente superaría un previsible tope de 400.

Para dimensionar lo ocurrido ahora, vale la pena recordar que en el 85 la situación se presentó mucho más dramática entonces por una serie de elementos: la fluidez informativa de hace 30. En aquel momento, el presidente en turno, no tuvo una visión integral ni expedita de la situación, ni siquiera en las primeras 72 horas después de lo ocurrido; en aquel entonces, se presentaron derrumbes y daños estructurales gravísimos en lugares que exacerbaron la desgracia, pues en aquel 19 S el sismo dejó cimbrada una red hospitalaria que además del insospechado número de victimas que registró en sí misma, retrasó y afectó la atención inmediata de víctimas tras la caída del Hospital Juárez, Centro Médico y el Hospital General. Así también, entonces acapararon la atención mediática zonas como Tlatelolco por la caída del multifamiliar de la zona llamado Nuevo León, tal y como ocurrió con el multifamiliar Miguel Alemán en la Colonia Roma, los cuales se desplomaron con cenetenares de familias al interior. Y qué decir del conjunto Pino Suárez así como diversas unidades habitacionales y fábriles de la colonia obrebra, como lo fue la fábrica de Topeka con mas de 500 costureras al interior, mismas que se vinieron a bajo, en su cojunto, con cerca de mil personas en ellas. Y así, más de 2 mil edificios presentaron graves daños y súbitos derrumbes, como en la colonia Roma Sur, Centro y Norte donde, además, figuraban diversas escuelas como la pública número 3, Heroés de Chapultepec, que con una matrícula de caso mil alumnos, perdió a más de 100 de ellos bajo su entrada principal, muchos de ellos, integrantes de la Banda de Guerra de esta escuela semi-militarizada-varonil que, dicho sea de paso, tenía como tarea regular acompañar al mandatario nacional en diversos eventos conmemorativos de la historia nacional, como el propio 13 de septiembre, día de los Niños Héroes, entre otros.

Hace 32 años, también, se fraguó la solidaridad mexicana en aquel trágico evento. Un movimiento social que dio mucho de qué hablar sobre la calidad humana de los mexicanos, lo que dio lugar a una invaluable organización de ciudadanos "autodenominados Topos" que hoy por hoy siguen salvando vidas arriesgando la propia. Tres décadas después, ellos y la sociedad solidaria en su conjunto no se hizo esperar.

De modo afortunado, ahora, motivo para celebrar y honrar es la reacción de la sociedad civil que de modo inmediato se volcó a la ayuda. Las cadenas humanas que de súbito se crearon y que tantas vidas han salvado en estas horas, así como "los novedosos códigos" de comunicación que ellos mismos crearon para sintetizar las necesidades han sido, sin duda, la nota más relevante hasta ahora.

Cabe señalar que a propósito de la fecha en que ocurrió ahora este sismo, Protección Civil Nacional había organizado un mega simulacro en diversos estados del país, entre ellos en el DF, precisamente en la fecha conmemorativa al 32 aniversario del sismo del 85. Fue por ello que 2 horas antes del tremendo movimiento telúrico, habían dado lugar al simulacro que, seguramente, horas después, salvó la vida de mucho ciudadanos.

Y no sólo ello resultó afortunado, sino también, que dichas autoridades estaban distribuidas en diversos puntos de la ciudad para coordinar el simulacro, gracias a lo cual, "andaban por ahí", evaluando el resultado del ejercicio cívico, lo que ayudó a dar una mejor y más expedita respeusta a las necesidades de ayuda tras el nuevo terremoto.

con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.