• Regístrate
Estás leyendo: Plagio. La nueva pantalla. Olímpicos
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 14:53 Hoy

Con todo respeto

Plagio. La nueva pantalla. Olímpicos

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

EL PLAGIO. Estos días nos enteramos que el actual presidente de México, en sus tiempos mozos, presentó su tésis de licenciatura sin cumplir parcialmente con los protocolos literarios que “el buen escribir“ exijen. Sin embargo, a pesar de lo relevante del caso, el parte informativo no nos enteró cuáles eran las implicaciones del hecho en su momento, cometido hace un cuarto de siglo; como tampoco nos dice, cabalmente, qué autoridad oficial era la responsable del caso en aquel entonces. Y hablar de qué ley debío sancionar y de qué forma… ya mejor, ni hablamos. Pero lo que sí nos dijeron fue quiénes son los plagiados y el plagiario, aunque no les preguntaron qué opinión les merece este “hallazgo“.

Ahora bien, en caso de que la ausencia de todas estas nociones fuera porque ni había ley, ni autoridad competente, “ni caso de plagio“ en su momento, pues también habríamos agradecido esa necesaria referencia. De hecho, sí la aspiración de la nota era decirnos, sin mayores presunciones, que más que un plagiador “el presidente no sabe citar libros“, pues eso ya lo sabíamos desde su célebre paso por la Fería del Libro, y antes de que fuera presidente. Y en su momento, hace 5 años, aquellos yerros bibliográficos tampoco alcanzaron para acusarlo de plagio.

Ahora bien, algo que tampoco queda claro en sí, es el raspón que le dan a la honrosa reputación de una universidad, sin deberla ni temerla, y también, sin consultarla.

Algo emblemático de este caso es que rápidamente generó la parodia de este episodio y a manos del youtuber Chumel Torres, dejando en claro lo serio de este caso.

LA “NUEVA PANTALLA“. Dice la televisora que hace años comenzaron a gestarse los cambios que hace unos meses informaron. Sin embargo, bastaron unas horas del inicio de esta semana para que demostraran que en realidad, no se atreven a cambiar en lo fundamental. Lo que hemos visto hasta ahora es un reacomodo de personas y de programas, cambios tan radicales como el cambio de nombre de su canal estelar que dejó de ser: “El canal de las estrellas“ para convertirse en “Las estrellas“… dejando ver cómo vienen sus cambios.

Y aunque aún faltan otros por dejarse ver, nada garatiza ahora que haya verdaderas nuevas, al menos como las que la gente esperaba, por no decir, “los cambios que ofrecieron“.

Rostros nuevos, formatos nuevos, apuestas nuevas, contenidos nuevos, fórmulas nuevas, no. Nada de eso. Mismos rostros, menos noticias y más espectacularidad visual en la estampa de sus espacios. Y que Lolita ya no esté, no cuenta, pues hace años que pasó de la suerte de informar a la ciencia del curar.

En el caso de las noticias de la noche, a partir de esta semana, se adelantan 30 minutos, cambian de rostro y de sexo, pero no por nada nuevo. El formato tiene menos información, y no presenta más novedades, pues la modernización y robótica del estudio, claramente no beneficia al contenido ni a la audiencia, pues solo hace eficiente el trabajo y más glamuroso, favoreciendo los propósitos estéticos y funcionales de la empresa, pero no los informativos y tampoco a la reputación noticiosa.

Ahora, la barra nocturna tiene menos noticias, más breves y tempraneras para, posteriormente, dar lugar a un “Late Night“ y en versión unitaria.

Si algo llamó la atención del programa, además de la velada crítica que en versión de sketch le hicieron a Aristegui, así como el interés de hablar sobre Netflix –competencia del proyecto de casa, Blim-, con su invitada de la noche, fue el manejo de temas informativos adaptados al programa. Tal fue el caso de la siguiente línea, (palabras más palabras menos) dicha por el conductor del programa, el actor Arath de la Torre, en un momento que intenta resumir noticias bajo el formato light y satírico del programa que se produce en vivo y con público:

‘Dice el presidente que los medios solo tienen noticias malas, y que nunca hablan de las buenas. Y tiene razón. Aquí le informamos que el costo del gas bajó, que el precio de la luz bajó… y que el PRI también bajó‘.

Al filo de las 23:30 hrs, diariamente, habrá otros programas unitarios y de corte informativo, de análisis y opinión. Ahí estará López-Dóriga haciendo un programa a la semana y con el nombre del programa que hizo en los noventa, los fines de semana, en su regreso a Televisa: Chapultepec 18. Entre otros programas, el viernes por la noche, como si fuera novedad, Brozo regresa al mismo espacio que ocupó antes de su reciente era cuando ahí mismo, el viernes por la noche, hizo “El Notifiero“.

Claramente, habrá que esperar más tiempo a ver qué cambios se consagran, cuáles no y con qué responde la empresa ante los verdaderos retos que tiene enfrente en materia de innovación ante sus audiencias y, en particular, de renovación de contenidos, pues modernizarse o adaptarse tecnológicamente no es suficiente.

OLÍMPICOS. Que Alfredo Castillo haya puesto sobre la mesa su renuncia, no es suficiente. Si fuera seria, la presenta con carácter de irrevocable y ya; da las explicaciones que la sociedad le exije, y que los que ahí lo pusieron se disculpen y se comprometan a no volver a meter ahí las manos. Ahora que si el presidente o los legisladores se van a conformar con que asista a su llamado a comparecer y borrón y cuenta nueva porque al final “ganamos“ cinco nuevas medallotas, pues na´más no… y sí, se disculpó por la novia, pero no por los resultados.

con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.