• Regístrate
Estás leyendo: Para eso nos gustaba
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 08:21 Hoy

Con todo respeto

Para eso nos gustaba

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

Llegó la recta final de la jornada electoral, y hasta este momento, no habíamos visto una compra de votos masiva más evidente que la que anunciada mediante la suspensión de la evaluación docente. Eso sí, como dijo el presidente: cualquier duda al respecto, diríjanse con el Secretario de Educación... como si él, Chuayffet, hubiese tomado esa decisión, o bien como si él quisiera dar esas incómodas explicaciones.

Entre tanto, queda claro que nos encontramos ante uno de los fracasos políticos más relevantes del sexenio: la caída de la Reforma Educativa, taaan cacareada, tan echada pa´delante, tan manoseada, tan presumida, tan cara para el país... tan efímera.

Si bien el tema de evaluar a los docentes era una forma de garantizar el mejoramiento profesional del magisterio, en toooda su extensión, aún cuando la misma evaluación garantizaba no ser un pretexto para “despedir“, sino, en todo caso, para recolocar al personal en funciones administrativas, hasta ahora simplemente no ha sido aceptada por los grupos que, claramente, tienen el control de los maestros en el país. Y ese grupo no es precisamente gobierno alguno... ni siquiera el de Cue, allá en Oaxaca, con todo y que se la pasa solapándolos.

Entre tanto, ante el anuncio presidencial en torno a la menguada evaluación, organismos no gubernamentales en México ya reaccionaron, imponiéndole una fecha al Presidente para que reinstale el proceso y se deje de titubeos... Aún así, nada ha cambiado con todo y que desde el viernes pasado se hizo oficial dicha postura.

Curiosamente, las protestas de los disidentes magisteriales no solo no han cesado, sino todo lo contrario: parecieran haberse fortalecido; vale la pena señalar la incineración de urnas y boletas en diversos estados del país, el plantón frente a gobernación y el ingreso de un camión completo a sus instalaciones con un nutrido grupo de integrantes del magisterio con quienes el Secretario de Gobernación hubo de dialogar, y a su vez, con los responsables de un campamento frente a sus narices que recientemente cumplió tres meses.. (sí, es cierto: nada más temerario que plantón que organizó este grupo hace años, en el mismo lugar, y que duró mucho más que esto); las marchas de la semana pasada, sus emplazamientos a tomar el Zócalo, el Monumento a la Revolución, el zafarrancho con indingentes en la zona; el campamento de más de 2 mil frente a Sagarpa –con todo y que no sean maestros, pa´l caso), entre tantos otros ejemplos “resistencia tolerada“.

En el recuento de los daños, al corte de este primer trienio y con miras a la elección intermedia del periodo, suman ya varios los descalabros del gobierno federal: entre el caso Tlatlaya, Ayotzinapa, La Ruana y tantos más por los que hasta la diplomacia mexicana ha peleado con integrantes de Naciones Unidas por señalar que la tortura y la trata han alcanzado niveles terribles en México, también hay otros desencuentros, como los alcanzados con los empresarios extranjeros por casos como el de la licitación del tren rápido que “pegó“ no en un inversionista extranjero equis, no: nada menos que en el inversor más relevante del mundo, por le número de personas a quien gobierna: el presidente chino.

Y los empresarios nacionales no están tan contentos, tampoco, entre que algunos han podido continuar con lo suyo, otros simplemente ya le hicieron saber al presidente de sus incomodidades y del retiro de apoyos. Y si volteamos a la sociedad, al menos a los cautivos contribuyentes, cada vez pagan más en impuestos mientras que a los evasores, simplemente, no los castigan ni persiguen... excepto que sea por ayudar a algún amigo.

Y si vemos cómo llegamos al Sistema Nacional Anticorrupción, podremos ver ahí una derrota más, considerando que en un principio ese era proyecto de Ley que, resultó tan incómodo por lo que perseguía, es decir: castigar la corrupción entre los servidores públicos, y no porque quisieran hacerlo, sino porque convenía mostrar esa vena, pues simplemente “no pasó“ como tal, desde el mismo Congreso de la Unión, porque entre otras cosas, buscaba combatir el fuero legislativo. Y ya que pusieron en manos de ellos mismos su propia viabilidad, pues simplemente la dejaron como resultó ser: una ocasión para que el presidente hiciera como que subiría el tono en la materia, con todo y que le dejaron tooodo el peso de la actuación a la Secretaría de la Función Pública, que hasta hoy simplemente no ha hecho más que mostrar su incapacidad por dilucidar el presumible caso de conflicto de intereses en la adquisición de la tristemente célebre Casa Blanca mexicana y otras propiedades de funcionarios de primer nivel, como las de Chong y Videgaray. Entre tanto, el próximo domingo, día de elecciones, ahí veremos de qué fueron capaces los operadores políticos de cada partido, pues los resultados de una intermedia siempre serán el laboratorio o el “pilotaje“ electoral con miras a la elección presidencial. Sin embargo, el recule sobre la evaluación nos dice también, que a la clase política lo único que le importa es cuidar el voto, pues de gobernabilidad y credibilidad política mejor ni hablamos: esas ya las traen sumamente vilipendiadas, y ni quien meta las manos por contrarrestarla... de hecho, no estará demás esperar a la semana entrante y ver si “de veras-de veras“ sostienen la evaluación magisterial o cómo queda, pues en política eso y más puede pasar... y dependiendo cómo se pongan los cocolazos el domingo (con todo y el juego “no arreglado“ con la FIFIA entre México y Brasil para ese mismo día).

con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.