• Regístrate
Estás leyendo: La corrupción no anda en burro
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 08:19 Hoy

Con todo respeto

La corrupción no anda en burro

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, recíen nos enterábamos de los buenos oficios de la todavía Diputada por Veracruz, Eva Cadena, de extracción morenista a quien, a decir del propio Andrés Manuel López Obrador, su mentor político, habrían sorprendido al ponerle una trampa para salir retratada de la peor forma para político cualquiera, es decir: recibiendo dinero para promover la causa política de su patrón, presumiblemente, mediante cientos de miles de pesos para ser entregados en manos del líder moral de su partido, el mismo López Obrador.

Y aunque Andrés Manuel defendió a la Sra. Cadena al asegurar que había sido engañada para afectar la imagen de él mismo y de su agrupación política, horas más tarde el partido que él dirije expulsó a la señora Eva de sus filas y hasta le retiró su candidatura a la alcaldía de Las Choapas", allá en Veracruz donde figuraba como clara contendiente.

Sin embargo, solo bastaron unas horas más para conocer un par de nuevos eventos donde la autocalificada "ingenua" legisladora de Morena sería exhibida en "otra de esas trampas de la mafía del poder", recibiendo nuevos fajos de billetes, pero con la sutil diferencia de que estos serían dólares, y por cantidades probablemente semejantes y/o superiores a las entregas anteriores.

Cabe señalar que en ambos capítulos videográficos, la ahora conocida también como "recaudadora" no muestra titubeo alguno en la entrega-recepción del dinero, y que más rápida que nerviosa, se lo lleva a la bolsa y en repetidas ocasiones, sin menoscabo ni recato aparentes.

Entre tanto, en el ínterin, la susodicha no solo fue requerida por la autoridad sino también, advertida de que sus actos presumiblemente alcanzarían cárcel sí el origen de los recursos fuera ílicito, aunque posteriormente no se presentó al sitio que el primer citatorio le ordenó. Pero eso sí, antes de ello, se dio un tiempo para llegar en flamante y lujoso vehículo, conducido por un tercero, ante las instancias pertinentes a poner una queja contra quien resulte responsable de lo que le estaba ocurriendo a ella.

Empero, días después, apareció un nuevo video donde se le ve por tercera ocasión, a la entonces legisladora de Morena, recibiendo nuevos fajos de billetes ante quien, y a decir de su interlocutor, estaría recibiéndole un millón de pesos, de los tres y medio pactados para tal encuentro, como agradecimiento por modificar la ley a favor del pagador.

Hasta este momento, suman tres los videos conocidos publicamente, y ante los cuales ni AMLO ni la indiciada han podido meter las manos para detener la oleada de desprestigio ni para ventilar el tufo que les rodea, haciéndose evidente, entre otras cosas, el silencio por parte de Obrador, quien tras el primer video había hecho lo propio fijando su postura mediante un video. Sin embargo, ahora, ha hecho mutis.

Así las cosas, es claro que de esta no saldrán bien librados AMLO ni su partido... ni la señora Cadena, pues además de que podrían aparecer nuevos videos o testimonios de este caso, también podrían aparecer nuevos eventos, y así como están las cosas, tal parece que tampoco tienen forma de contrarrestar sus efectos.

Y es que, aunque legisladores de Morena se hayan disculpado con sus militantes y ante a opinión pública, también, evidentemente eso no cambiará cualitativamente las cosas, y menos con el tiempo que hace falta para la elección en el estado de México donde se verán los principales efectos de este escándalo, y ello sin consdierar las probales consecuencias para el 2018...y con lo que pudiera ir sumándose para entonces.

Resulta curioso reflexionar sobre la actuación de los políticos que, como la señora Eva parecieran manejarse con una ética y una moral sumamente cuestionable, pero además, como es notorio, asumiéndose confiados del "a mí no me va a pasar", por las razones que sean, y eso en estos tiempos no pareciera estar garantizado para todos, y menos si trabajas para uno de los enemigos a vencer.

Sin embargo, aún así, también queda la reflexión de cómo andan los demás políticos que no han sido exhibidos aún, ya sea porque "sí se cuidan; porque sí desconfían; porque no conviene exhibirlos; porque sí tienen presupuesto para evitar el bochorno público; porque tienen menos enemigos o más amigos más influyentes; o bien porque sí tienen grandes estrategias para no resutlar evidenciados", y todo ello sin dejar de tentarle las axilas al gorila de la corrupción, pues la opinión pública tampoco se cree que esto solo sea un caso aislado de "ingenuas políticas" o de "espontáneas tamaduras de pelo", no.

Y es que, en el peor de los casos, también queda claro que los políticos andan en lo mismo, aunque no lo hacen de la misma forma, ni tienen los mismos adversarios, al final del día exhibir los modelos de corrupción de la política mexicana puede ser un recurso útil, tanto para lavarse la cara como para echar algo de lastre a los contrincantes.

Para lo que ha pasado en estos temas, en los últimos días, años y décadas, no parece interesar mucho el erradicar la corrupción política, sino todo lo contrario; hay quienes se dedican a practicarla como para mantenerla convenientemente, a costa de lo que sea y de quién sea, pues tal parece siempre serán otros y no sus principales beneficiarios quienes paguen el precio, aunque quienes lo paguen "lo hagan" cobrando por ello, pues en la política, tal parece, nada es gratis.

con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.