• Regístrate
Estás leyendo: Contingencias van, contingencias vienen…
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 23:41 Hoy

Con todo respeto

Contingencias van, contingencias vienen…

Horacio Castellanos Herrera

Publicidad
Publicidad

Como si le hiciera falta a esta Ciudad tan emproblemada, con todo y las modernizaciones al plan de verificación vehícular, y las pomposas renovaciones al programa Hoy No Circula, que tanto le cuestan al mexicano, ya sea desde el erario o desde sus bolsillos, hace unas horas resurgieron las contingencias ambientales que, por lo pronto, se están presentando tres en orden consecutivo... y ni quién meta las manos.

Fue hace poco más de un año cuando además de "hacerle al mago", las autoridades correspondientes, incluyendo a las federales, locales y a los integrantes de la Comisión Ambiental Metropolitana (CAMe), resolvieron aplicar una serie de medidas dizque muy duras para evitar la oleada de contingencias que entonces se presentaron, y luego de años de no haberse registrado.

Sin embargo, como es claro, nada de eso es suficiente pues dichas medidas no están combatiendo el problema medular: el número de vehículos y camiones circulando por todos lados, a toda hora, y sin restricciones basadas en la amplísima experiencia de la Ciudad y su zona conurbada.

Desde hace varios días ya se había hecho evidente que las cifras estaban sobrepasando los límites, pero no se atrevieron a anunciar la contingencia. Fue hasta estos días que no pudieron contenerla más. Y a pesar de ellos, aplicándola, al día siguiente se superó la cifra del día anterior.

Y claro, cómo va a mejorar el ambiente con las medidas pseudorestrictivas que se aplican, si durante los últimos años el parque vehícular se ha incrementado ominosamente y si, además, al transporte público no lo regulan igual que al privado, la CDMX la han convertido en un tianguis de centenares de ambulantes por doquier, entre tantos otros bemoles de esas características que tanto impactan negativamente las condiciones ambientales.

Veinti dos mil muertos después, enésimas críticas durante sus más de tres décadas de operación, y quejas desoídas sobre el plan de restricciones y sus posteriores "liberaciones" las autoridades relacionadas con el Programa Hoy No Circula, resolvieron nuevas medidas que hoy están siendo muuuy cuestionadas.

Cabe señalar que la CAMe está integrada por los gobernadores de los estados colindantes a la Ciudad de México y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Entre los estados involucrados en la Comisión destacan: Estado de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro y la Ciudad de México. Asimismo, varios de ellos simplemente no se han puesto de acuerdo para homologar las restricciones del programa en sus propias entidades, pero eso sí, para darles facilidades a camiones de carga, tianguis o ambulantes, se pusieron de acuerdo sin pestañear.

Como parte de las medidas anunciadas desde el año pasado por la CAMe, la Fase de Precontingencia será suprimida, por lo que ahora, cuando se alcancen 150 puntos de ozono se declarará la Fase 1 de Contingencia Ambiental. De hecho, hace unas horas se reportaron 174 puntos en la zona sur de la Ciudad.

En tanto, de llegar a Fase 2 de Contingencia Ambiental, la prohibición a circular se extenderá a todos los autos con terminación de placa par o non, según lo determinen las autoridades.

Hasta ahora, se han invertido más de 40 millones de pesos para fortalecer el monitoreo de la calidad del aire, y los centros de verificación vehicular cuentan con mejor tecnología... lo que evidentemente, no ha sido suficiente.

Vale a pena recordar que antes de lo ocurrido el año pasado, en dos décadas anteriores no se había presentado una situación así. La última vez que courrió de características semejantes, se activó la contingencia ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México al registrarse una concentración de 194 puntos de ozono del Indice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), y posteriormente, superó los 200 puntos. Las condiciones "extremadamente malas" en la calidad del aire, dicen,: no se presentaban desde 2002. Y previo a esta fecha, 9 años antes.

A decir de las autoridades, ahora como el año pasado, el monitoreo registró concentraciones "extraordinarias" por la emisión de precursores de ozono de automóviles y de la industria, y aunado a ello, contribuyeron la falta de viento y la inversión térmica que se disipó tardíamente, indicaron autoridades.

Desde que inició la medición de contaminantes en el Valle de México, a finales de los ochenta, los máximos permitidos de concentraciones se han modificado acorde con las normas internacionales de protección a la salud, siendo el último ajuste, el de 2015, reduciendo a 150 puntos mínimos para activar una precontingencia, 200 para una contingencia Fase 1 y 230 para la contingencia Fase 2.

Según el reporte histórico de contingencias ambientales, la última vez que se llegó a una Fase 2 fue en diciembre de 1992, cuando el ozono alcanzó 338 puntos Imeca. La medida duró tres días y se desactivó al bajar a 117 puntos los niveles de concentración. Ese mismo año, en febrero y marzo hubo dos alertas de la misma magnitud.

Sin embargo, a decir de muchas personas, las contingencias del año pasado habrían ocurrido debido a que el Jefe de Gobierno modificó las restricciones de circulación para autos de más de 8 años, "devolviéndolos" a la circulación diaria, lo que provocó un aumento de contaminación por el tipo de autos a los que liberó, y en particular, porque también volvieron a las prácticas de venta ilegal de engomados, lo que sumado al incremento de motociclistas, más el tolerado incremento de la corrupción en los verificentros, se ha teñido de contaminantes nuestro ambiente, con serias y graves consecuencias para la salud que, hasta ahora, no parecen preocupar mucho a las autoridades ambientales.

con.todo.respeto@live.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.