• Regístrate
Estás leyendo: Proporcionalidad y equidad política
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 12:28 Hoy

Ante el espejo

Proporcionalidad y equidad política

Hernán Mejía López

Publicidad
Publicidad

La conformación de la reciente LIX Legislatura del Estado de México, se inauguró con un nuevo modelo de representación política, siendo sus bases constitucionales y legales electorales garantía efectiva de la representación proporcional pura y equidad de género.

La posibilidad de introducir novedosas reglas de alternancia en el sistema electoral mexiquense, a partir de la reforma a la Constitución Federal del 10 de febrero de 2014, demostró apego estricto a los principios y límites convencionales y legales cuyo baluarte es haber concretado la equidad de género en la postulación de candidat@s no solo mediante el sistema de mayoría, sino también de aquell@s que ingresan vía representación proporcional, hecho que significó un avance para el fortalecimiento del régimen de partidos políticos y salvaguarda de derechos político-electorales ciudadan@s.

Debe tenerse en consideración que el cambio al diseño legislativo para alcanzar la equidad en la participación y representación política no tuvo la mejor de las bienvenidas, siendo que esta tarea de civilidad política en primera instancia quedó en el ámbito de atribuciones de los partidos políticos, fue que en sede jurisdiccional ponderando la auto-organización y auto-determinación de los partidos políticos para configurar sus listas, el Tribunal Electoral armonizó los principios constitucionales de certeza, seguridad jurídica y la alternancia, como medida específica para lograr la equidad de género, patentizando el nuevo diseño que posibilitó ahora una Legislatura en donde coexiste voz y representación de 28 mujeres y 47 hombres.

El horizonte del sistema electoral vía representación proporcional se ha venido implantado con reglas y procedimientos que conforman al Poder Legislativo, ahora las reglas en la Entidad disponen que para tener derecho a la asignación de diputados por dicho principio, las entidades de interés público deben acreditar la postulación de candidatos de mayoría en lo individual o en coalición, por lo menos en 30 distritos electorales de 45 que a la fecha se mantienen en la geografía estatal, considerando 50 por ciento de candidatos propietarios y suplentes de un mismo género, además de haber obtenido al menos tres por ciento de votación válida emitida en donde no se contabilizan votos nulos y los de candidatos no registrados.

La asignación se hace alternando la lista registrada con los candidatos que no habiendo obtenido la mayoría relativa hayan alcanzado la votación más alta por distrito, hecho que contrasta con la ley electoral abrogada, la cual hasta 2012 dispuso la asignación para diputados de mayoría que hubieren alcanzado el porcentaje más alto de votación minoritaria de su partido por distrito.

Con la resolución de última instancia emitida por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se patentiza que el Poder reformador de la Constitución Federal y el Legislador del Estado de México idearon la paridad como un principio rector en materia electoral que permea en la integración de los órganos de representación popular, en la medida que se garantiza en la postulación de candidaturas en igualdad de condiciones en relación a los hombres en el plano político y, en consecuencia, como la oportunidad de conformar órganos de representación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.