• Regístrate
Estás leyendo: Equilibrio de los derechos
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 18:09 Hoy

Ante el espejo

Equilibrio de los derechos

Hernán Mejía López

Publicidad
Publicidad

Tema trascendental resulta el pasar de lo abstracto a lo concreto. Con la publicación de la jurisprudencia 21/2015 del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cuyo rubro se intitula "Organismos internacionales. Carácter orientador de sus estándares y buenas prácticas", el organismo jurisdiccional indica que la aplicación de normas internacionales sobre derechos civiles y políticos resulta adecuada con los parámetros de interpretación siempre y cuando tengan como finalidad orientar la actividad del intérprete de la normativa correspondiente, para la ampliación de los derechos humanos.

Con este criterio se dota de contenido a las normas relativas a los derechos humanos, que deben ser interpretadas de conformidad con lo establecido en la Constitución y los tratados internacionales de los que México forma parte observándose los principios pro persona y de progresividad, conforme a los cuales los derechos civiles y políticos deben ser ampliados de manera paulatina.

La concepción de alcanzar una renovada impartición de justicia bajo un nuevo paradigma constitucional que maximiza la protección a los derechos humanos, de aquí en adelante será una visión cotidiana compartida por los administradores de justicia cuya consolidación se empezó a fraguar a partir de la reforma constitucional de junio de 2011.

Ese ánimo de justicia para transitar de un derecho domestico a uno internacional en las normas protectoras de los derechos humanos obliga a que los derechos deben interpretarse de acuerdo con tratados, pactos y convenciones que les favorezcan en todo momento, refiriéndome no sólo a los derechos civiles y políticos, sino a otros de igual relevancia inscritos en el Protocolo adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales "Protocolo de San Salvador". Instrumento que reconoce que los derechos esenciales del hombre no nacen del hecho de ser nacional de determinado Estado, sino que tienen como fundamento los atributos de la persona humana, razón por la cual justifican una protección internacional, de naturaleza convencional coadyuvante complementaria de la que ofrece el derecho interno de los Estados americanos.

Para complementar los niveles esenciales de los derechos en el plano internacional conviene tener presente los principios pro persona y pro debilis, este último en el derecho internacional y en la teoría de los derechos humanos implica que los Estados quedan obligados a dar atención prioritaria a los grupos que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad y marginación, como grupos indígenas, niños, mujeres solteras embarazadas y ancianos, quienes tienen el derecho a vivir en un medio ambiente sano y a contar con servicios públicos básicos.

Reconocer la deuda reivindicatoria de derechos y el pronóstico de la nueva agenda gubernativa, será la base sustantiva del constitucionalismo contemporáneo, la clave, es siempre en primer lugar, el reconocimiento de que el hombre es el centro de referencia de toda la trama de la vida social y jurídica en sus expresiones de ciudadano, vecino, estudiante, trabajador, padre o madre de familia, servidor público o político. Así, la forma de impartir justicia sigue el ritmo de la evolución jurídica en beneficio de las personas y su dignidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.