• Regístrate
Estás leyendo: ¿Más segundos pisos en CdMx?
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 09:06 Hoy

El Manubrio

¿Más segundos pisos en CdMx?

Héctor Zamarrón

Publicidad
Publicidad

Vienen de regreso. Los dos responsables de los segundos pisos en la Ciudad de México están a dos semanas de ganar la elección, si es que las encuestas miden con certeza la intención de voto.

Son Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum. Con ellos, en 2002 y justificada como una obra ambiental, se decidió construir el primer segundo piso en Ciudad de México.

Dieciséis años más tarde, los dos están de regreso. Uno como posible Presidente y otra como probable jefa de Gobierno.

López Obrador, acusado en el tercer debate presidencial de favorecer al constructor Rioboó, salió a defenderlo y a presumir lo bien construido que está el segundo piso y la candidata Sheinbaum ha evadido comprometerse a no construir más vías elevadas.

No han sido los únicos, también Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera apostaron por los segundos pisos. Ebrard lo hizo con OHL, de paga y con inversión privada. Mancera hizo el de Periférico a la caseta de Tlalpan, junto con la SCT.

Con todo lo indeseables y nocivos que son los segundos pisos (lo dicen los urbanistas, los arquitectos) su futuro en la capital es incierto.

Hoy en día aún hay tres proyectos latentes. Uno de ellos, de 15 kilómetros, la llamada Autopista Urbana Oriente, fue frenada por las protestas de vecinos y desacuerdos internos en el gobierno de Mancera, aunque existe una concesión a 30 años otorgada a Cemex, Gami y Ascendi.

El otro, más grave aún, es un proyecto de construir 18 kilómetros de segundo piso sobre el Viaducto Río Piedad y 10 kilómetros a lo largo de la avenida Vasco de Quiroga para darle salida a Santa Fe, las Lomas Altas y los nuevos desarrollos de Huixquilucan hacia el Viaducto y el nuevo aeropuerto.

Seúl, Boston, Madrid, San Francisco, Portland, Milwaukee, Seattle, Dallas, Bogotá, Nueva York y otras ciudades han desmantelado grandes estructuras de segundos pisos, construidos el siglo pasado cuando reinaba el modelo de urbanismo consagrado al automóvil.

Sus ciudadanos y gobernantes entendieron que ese paradigma obsoleto sólo perjudica a las ciudades, por algo se dice siembra autopistas y cosecharás automóviles.

Ojalá quien gane la elección en CdMx se documente sobre el tráfico inducido y entienda que hay otras formas más deseables de hacer ciudad.

hector.zamarron@milenio.com
@hzamarron

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.