• Regístrate
Estás leyendo: Machismo sobre ruedas
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 18:41 Hoy

El Manubrio

Machismo sobre ruedas

Héctor Zamarrón

Publicidad
Publicidad

Qué tan hombre dejo de ser si cuestiono mi propio machismo y el de quienes me rodean? ¿Pierdo hombría si comienzo a cuestionar la masculinidad hegemónica que justifica los estereotipos de género y que refuerza la violencia machista?

Llevo varios días aprendiendo de género y de cosas que ni imaginaba que existían, como “nuevas masculinidades”, “la construcción de lo masculino”, “nueva paternidad” y cuestionando temas tan antiguos como la caballerosidad.

En medio de esas lecturas me topé con un post en ciudadsecuencia, el blog de Claudina de Gyves, una arquitecta del Ixtepec que usa la bici desde hace años y que describe las dificultades que enfrenta por ser mujer y los beneficios que ha encontrado.

Desde el privilegio de ser hombres que se trepan sin más a una bicicleta, con plena conciencia de sus derechos, empoderados, poco notamos que no pasa lo mismo con las mujeres y la movilidad.

El acoso, la violencia, las formas sutiles de dominación y otras violencias que ejercemos hacia las mujeres son grandes impedimentos para que ellas se suban a la bicicleta y aun así muchas de ellas lo hacen, como Claudina.

Es un salto grande, pero que las empodera, por eso mi admiración a quienes como ella se lanzan a conquistar la calle y a pelear por espacios en la vida pública, en los medios, no importa si se llaman Maya, Elizabeth, Gisela, Nebec, Dana, Fernanda, Mariana, Areli, Diana, Laura, etc.

Lo importante es que ellas y su nuevo feminismo no esperan ayuda nuestra para hacerlo y tampoco tienen tiempo de ponerse a explicarnos de qué va su causa. Ahí hay mucha información ya en las redes, googleen e informénse, parecen decir.

Por eso hay que construir nuevos liderazgos que avancen estos temas entre los hombres y más quienes tienen posiciones de poder, en la administración pública, en la empresa, en la academia, en la ciencia, en el arte, el espectáculo, la política o en los medios.

Así que me sumo, me enlisto y me alisto. Hay prisa por lograr estos cambios, no tienen que ver solo con la movilidad, sino que rebasan ese ámbito. Por ahí, por los machismos, se cuelan también la trata, la desigualdad, la violencia sexista que nos impone este régimen.

A cambiar, vamos, que discutir estos temas no nos hace menos hombres.

hector.zamarron@milenio.com
@hzamarron

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.