• Regístrate
Estás leyendo: Fotomultas y bicicletas… en Nueva York
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 02:21 Hoy

El Manubrio

Fotomultas y bicicletas… en Nueva York

Héctor Zamarrón

Publicidad
Publicidad

Nada más clásico que la imagen de un pasajero subiendo a un taxi amarillo en Nueva York o las persecuciones estilo Rápido y furioso por los barrios tradicionales de esa metrópoli.

Es una urbe consagrada al automóvil. En las películas siempre aparecen elegantes personajes que descienden de sus autos rumbo la puerta que les abre un botones.

O solía serlo. Ahora en sus calles surgieron ciclovías y carriles exclusivos para transporte público, bicicletas de alquiler por todas partes y pequeñas plazas peatonales que albergan a millones de caminantes.

El mejor ejemplo es Times Square, donde cada mañana se instalan decenas de mesas, sombrillas y sillas para descanso de los peatones. Ese espacio ya fue ganado a la circulación vehicular.

El entonces alcalde Michael Bloomberg aceptó la propuesta de su comisionada de transporte, Janett Sadik-Khan, para poner en práctica transformaciones viales que llevaron a adoptar la Visión Cero, un estándar sueco que busca evitar muertes.

Con Bill de Blasio al frente, ahora esa ciudad busca que para 2020 todos los ciudadanos tengan una ciclovía protegida a menos de 200 metros de sus casas.

No es el paraíso, aún es una urbe peligrosa para andar en bicicleta. En 2016 murieron 20 ciclistas en sus calles pero, al mismo tiempo, en una década los viajes en bici pasaron de 77 a 164 millones de viajes anuales.

En esa expansión jugó un papel crucial la construcción de 87 kilómetros de ciclovías protegidas y cientos de carriles pintados.

Tampoco ha sido fácil, como lo narra Sadik-Khan en Street Fight, handbook for an urban revolution; las resistencias hicieron fracasar en 2007 un plebiscito para imponer un cargo por congestión en los puentes que conectan a la parte con más tráfico de Manhattan.

O como pasó ayer, por ejemplo, en que fracasó la renovación del contrato de 140 cámaras salvavidas (fotomultas) y el Senado del estado de Nueva York no logró aprobar su extensión debido a la oposición de legisladores conservadores que pretendían vincular esta aprobación a permitir la presencia de guardias armados en las escuelas.

A pesar de todo, en Ciudad de México también está cambiando el panorama. No somos Nueva York, por supuesto, pero tampoco Nueva York era Ámsterdam y ambas ciudades estamos cambiando.

 hector.zamarron@milenio.com
@hzamarron

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.