• Regístrate
Estás leyendo: Los mitos de las SAS
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 19:12 Hoy

Auditoría Ciudadana

Los mitos de las SAS

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

Mis felicitaciones a la Secretaria de Economía por el apoyo al gremio de la Correduría Pública dentro de la Semana Nacional del Emprendedor, organizada por el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), en especial a todo el equipo encabezado por la Dirección General de Normatividad Mercantil, a cargo de la Lic. Elsa Regina Ayala Gomez, y a los funcionarios de la Dirección de Correduría Pública que incansablemente estuvieron en el Stand de Correduría apoyando a los emprendedores de este país, evento, que nuevamente fue un éxito.

En dicho evento se presentó en sociedad la quinceañera que lanzan al mundo jurídico, la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) que es un buen logro para los emprendedores. El que quedó mal fue el Servicio de Administración Tributaria SAT, que fue incapaz de crear un tratamiento fiscal especial para este tipo de sociedades, por lo que a pesar de ser un proyecto de Senadores de oposición, pero que Peña Nieto tomó como propio, el viejo SAT, el de Aristóteles, no le interesó y no propuso en la Reforma Fiscal para 2017 ninguna buena opción fiscal para este tipo de Sociedades, por lo que sigue siendo mejor en México, para cualquier emprendedor, acogerse al Régimen de Incorporación Fiscal, mejor conocido como RIF, que adoptar un Régimen fiscal caro como, ahora, el de cualquier Sociedad Mercantil, que gracias a tanta exigencia del SAT, avaladas por su sucursal en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, han logrado que el costo de llevar la contabilidad, se incremente para el emprendedor en forma exponencial, y la verdad muchos no lo pueden pagar. De última hora se incorporó al proyecto fiscal para 2017, para cualquier Sociedad, no sólo SAS, que perciba ingresos hasta de 5 millones, un régimen fiscal en base a flujo de efectivo que el propio emprendedor puede llevar, incluso su contabilidad sin Contador alguno. Lástima de todo el esfuerzo de la Secretaría de Economía para que el SAT no la apoyara.

Todavía nos quedan muchas dudas de la forma en que apoyaremos las SAS los Fedatarios públicos, Notarios y Corredores, y la verdad me extrañó no ver a algún Corredor, dueño de revistas, por un lado de los funcionarios de Economía, con su incensario echando humo de incienso y mirra en la presentación de las SAS. Barberos existen en todos los gremios y en el de la Correduría no es la excepción.

El mejor argumento a favor de la SAS es que el emprendedor no responde con su patrimonio por las dagas que realice en el negocio que inicia, en el RIF tampoco, pero además en todas las entidades federativas de este país, existe una hermosa figura legal, que casi nadie promueve, y que su constitución es baratísima, se llama Patrimonio Familiar, y a partir de que se constituye todos los bienes ahí incluidos son inembargables. Asesoremos, pues, adecuadamente a los emprendedores de este país.

A raíz de la columna pasada, un amable lector preguntó que porque yo afirmaba que en el Poder Judicial Estatal reinaba la corrupción, aun cuando aclaré que solo en casos aislados afortunadamente, mi respuesta es que, no obstante, yo ser Abogado, lo he vivido en carne propia; un Magistrado, que como dijo aquel su nombre no recuerdo, pero que se dice Doctor en Derecho, Notario y Magistrado, no entendió la diferencia entre las facultades de un Consejo de Administración de una empresa, y las facultades de sus apoderados, en una situación ridícula, alguien se beneficia con un bien o servicio, y a la hora de pagar, el pillo, simplemente le dice "oye, no te pago porque en el contrato que firmaste conmigo no me queda claro que tuvieran mis apoderados facultades legales para firmarlo" y el Magistrado resuelve, "claro que ese contrato era nulo". En mi rancho, le dicen, lo tenían bien maiceado.

Otro tema, en el caso de nuestra historia de terror, irreal o no, si gustan, adicionemos algo nuevo, ahora entendemos por qué el alegre Jorgito gana todas, al menos en primera instancia: tiene en la nómina a un ex Ministro de la Suprema Corte que viene y presiona a jueces y magistrados y algunos, como le tienen miedo, mejor se dejan "maicear" económicamente y otros solo emocionalmente, porque después ni las gracias les dan.

hromero@correduria58.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.