• Regístrate
Estás leyendo: Ley de Ingresos del Estado
Comparte esta noticia

Auditoría Ciudadana

Ley de Ingresos del Estado

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

El día de ayer, de regalo de Día de Muertos, se recibió en el Congreso del Estado la iniciativa 22/2018 relativa a la Ley de Ingresos del Estado para el año 2019, donde se conjugan ya los intereses del gobernador saliente con los de Enrique Alfaro y su gabinete, quien será quien lo ejerza en su totalidad, esperemos que los diputados no lo modifiquen y cumplan las promesas de campaña de evitar a toda costa aumentos de impuestos y derechos. Se proyecta para el próximo año un ingreso en las arcas del estado de ciento catorce mil ochocientos cincuenta millones contra ciento ocho mil trescientos nueve millones de pesos presupuestados para 2018 cifra muy conservadora que corresponde a un incremento de poco más del seis por ciento por lo que podemos afirmar que solo se impactó de acuerdo a la inflación.

Los principales incrementos por su importancia los encontramos en el “Impuesto sobre la adquisición de vehículos automotores usados” cuya recaudación se estima se incrementara en un 39.6% ya que mañosamente, sin incumplir con la promesa de no subir la tasa, en este caso del 7.1% reducen el tramo de su causación de $232,200.01 a $146,914.00 lo que implica que en 2018 para causar la tasa más alta la operación tenía que pasar de 232 mil pesos y ahora solo deberá pasar de 147 mil para causar dicha tasa. Esperemos que esto no provoque solamente un éxodo de operaciones de ventas de vehículos usados a otras entidades, ya que además al seguir circulando aquí con placas de otros estados, se tornan un peligro para la seguridad pública al no poderlos ubicarlo con un domicilio en el estado y además no son sujetos de sanciones por foto infracciones entre otras.

Así mismo se proyecta un incremento en la tasa del “Impuesto sobre Loterías, Rifas, Sorteos, Juegos con Apuesta y Concursos de toda clase” al elevar la tasa del 6% al 8%. Así mismo en el Impuesto sobre Nóminas se elimina injustificadamente el incentivo que se otorgaba en Jalisco por la generación de empleos y que el secretario, afortunadamente saliente, José Palacios nunca supo aprovechar y menos promover, y ahora solo se otorgaran por conducto de “las dependencias de promoción económica” para promover programas de apoyo a la contratación de personas que “pertenezcan a grupos vulnerables”. Sin embargo se establece un buen incentivo al reducir el 100% de la tasa del Impuesto sobre Nóminas y se ampliará dicho beneficio para el segundo año, a las empresas que contraten a profesionistas egresados en el presente ejercicio fiscal o en el inmediato anterior.

Además se adicionan impuestos sobre bienes muebles a la tasa del 2% a cualquier adjudicación, y ojo, un impuesto del 2% sobre la “Cesión y transmisión de derechos: hereditarios, de crédito, litigiosos y los derivados de la ejecución de sentencia” y en el caso de la transmisión de derechos relativos a palcos, butacas o plateas conservan la tasa del 2% la cual si deberían incrementar considerablemente. También se gravan con la tasa del 2% los actos constitutivos del fideicomiso, así como los actos de ejecución de los mismos; la disolución o liquidación de la copropiedad por lo que respecta a los excedentes del valor que le correspondería a la porción de cada propietario; La disolución o liquidación de la sociedad conyugal o sociedad legal, por lo que respecta a los excedentes del valor que le correspondería a la porción de cada cónyuge; Ojo: La enajenación, cesión o donación de acciones o partes sociales. La dotación de placas de circulación de vehículos pasara de $1,164.00 a $1,894.00

En realidad en los últimos años el gobierno del estado ha dejado de preocuparse por la recaudación de impuestos sujetos a su potestad, preocupándose más por las jugosas participaciones federales como por el ejercicio del Convenio de fiscalización de impuestos federales lo cual le reporta también cuantiosos ingresos, y a nivel federal se esperan aun interesantes picos de recaudación provenientes de actos de fiscalización contra vendedores de facturas dentro del programa popularmente llamado “69b”. Confiamos que los señores diputados la dejen así y en el mejor de los casos graven más los espectáculos públicos incluyendo la venta de palcos y plateas en los estadios.

En el caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México solo me queda comentar que fue una abierta burla a la ciudadanía, no solo la forma en que manejo una inconstitucional encuesta, por cierto, violando la legislación electoral al usar, por los miembros de Morena el Padrón electoral, y con tan poco tacto que ya causo graves pérdidas a la economía nacional al imponer una ilógica decisión que él ya había tomado en campaña. Pero además miente cuando dice que tenía un estudio avalado por el gobierno francés, situación que inmediatamente desmintió la embajada de ese país, luego dice que los inversionistas del aeropuerto ya tenían planeado un desarrollo “tipo Santa Fe” en los terrenos del actual aeropuerto, solo que olvida que la empresa que desarrolla el nuevo aeropuerto es una empresa del gobierno federal, así como los terrenos del aeropuerto actual por lo que no podían “ningún inversionista” disponer de ellos sin que este los desincorporara de su patrimonio y además el gobierno de la Ciudad de México autorizara el uso del suelo. Ya veremos hasta donde nos lleva la pérdida de confianza de los inversionistas principalmente extranjeros, mientras además, ya agravio a la Suprema Corte, a las fuerzas armadas, a los empresarios, a los órganos autónomos, a la prensa nos dice “fífis”, en fin, todos somos corruptos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.