• Regístrate
Estás leyendo: La venganza de Godoy
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 14:23 Hoy

Auditoría Ciudadana

La venganza de Godoy

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

Causa agravio, no solo a los que vivimos en Zapopan, sino en general a los jaliscienses, el manejo faccioso de la Auditoría Superior del Estado (ASEJ), que pensábamos, concluiría con la salida del personaje de triste memoria, Alonso Godoy Pelayo, quien sigue manipulando, a su antojo, ese órgano de fiscalización del Congreso del Estado de Jalisco.

Recordemos que el señor fue impuesto por un primer periodo en 2004, y en virtud de la entrada en vigor de la "Ley de Fiscalización Superior y Auditoria Publica del Estado de Jalisco y sus Municipios" inició un segundo periodo a partir del día primero de enero de 2010, concluyendo precisamente el pasado 31 de diciembre de 2016; sin embargo, muchos días antes, el angelito, como si no hubiese sido cuestionado y denunciado penalmente durante su gestión, presentó un amañado estudio al Congreso del Estado llamándola "opinión jurídica", tratando de engañar a los señores diputados, señalando -nótese tal desfachatez-, que en virtud de que el que estas líneas escribe, le había ganado un amparo y ese juicio había durado un largo periodo, tenía derecho a permanecer en el cargo hasta el 15 de octubre de 2019, situación irrisoria, ya que el señor nunca dejó el cargo, no obstante que el Congreso del Estado por conducto de su Secretario, en cumplimiento a la sentencia de un Tribunal Colegiado acordó: "Se deja sin efectos jurídicos el nombramiento de Auditor Superior del Estado de Jalisco derivado del acuerdo legislativo 846/LVIII-09", y no obstante eso, lo dejaron despachando, indebidamente al amparo del artículo cuarto transitorio de la citada ley, que ya no tenía aplicación real, pues el mismo solo tenía vigencia en el caso de que al primero de agosto de 2008, no hubiera Auditor, situación que ya no aplicaba.

Una vez que no logró convencer al Congreso con su "opinión Jurídica", les avisó a los diputados que buscaría, situación ilógica, un tercer periodo, para reelegirse por otros siete años. A fines de agosto del año pasado, y ante la insistencia, o más bien amenazas y presión a los diputados, dos emisarios, según cuenta la leyenda, del partido Movimiento Ciudadano, le informaron que no había condiciones para respaldar su reelección y días después, todos los actores políticos relevantes de MC, tanto locales, como federales, realizaron un pronunciamiento público al respecto.

Molesto el señor, que se creía amo y señor de Jalisco, señaló tajante, que sabía quién estaba detrás de ese bloque en contra, y que iría por él, refiriéndose precisamente al actual Presidente Municipal de Zapopan, Pablo Lemus, sin entender que, la gran mayoría de habitantes en el Estado lo cuestionábamos, no por chismes, o como alguno de sus gratuito$ defensores señalan, porque Godoy atacó a "corruptos constructores", a quienes les querían cobrar contribuciones sobre sus fraccionamientos, situación completamente falsa.

Coparmex criticó duramente a Godoy junto con varios diputados, que se repartieron, según lo dio a conocer, primero MILENIO, derivado de una excelente investigación de la periodista Sonia Serrano y confirmada después por un despacho de auditores, cantidades multimillonarias, sin justificación alguna, y entre esas cantidades apareció también un pago a Godoy que dijeron ser "salarios atrasados" y pagos al suegro de Godoy por 4 millones de pesos, por compra de formas valoradas, que nadie vio en el Congreso.

Diversas organizaciones y personas se unieron a la causa en común, que yo había iniciado desde su ilegal nombramiento interponiendo juicios de Amparo, intentar sacar del cargo de Auditor, a un personaje manchado y en el que la sociedad no confiaba.

Pablo Lemus desde Coparmex, a quien luego sustituyó Oscar Benavides; CANACO, y varias organizaciones más presionaron en ese sentido. Lemus después de Coparmex insistió en el tema desde un programa noticioso que dirigía durante varios años.

En septiembre pasado Godoy ordenó a treinta auditores, auditar los tres primeros meses de la gestión de Lemus. A juicio de los funcionarios del Ayuntamiento todas las supuestas irregularidades que señalaron fueron desvirtuadas y aclaradas técnicamente, y gran sorpresa, el viernes pasado, le heredera de Godoy le notifica a Zapopan cargos irrisorios, por más de mil doscientos millones de pesos, lo que nos da a pensar que hay mala fe en los manejos revanchistas de la Auditoria Superior. URGE LIMPIAR LA ASEJ.

hromero@correduria58.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.