• Regístrate
Estás leyendo: La natación y los cuentos mexicanos
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 10:58 Hoy

Auditoría Ciudadana

La natación y los cuentos mexicanos

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

Nuestro país entero tuvo una gran molestia al ganar nuestro compatriota Rommel Pacheco en la Copa del Mundo de Clavados en Río de Janeiro, ya que se le impidió subir al podio usando símbolos nacionales. Debe sentirse una gran mezcla de sentimientos encontrados, por un lado, el placer de ser el mejor de ese deporte y simultáneamente que se te prive de uno de los más grandes orgullos como deportista, que al premiarte icen la bandera nacional y al mismo tiempo se entone nuestro himno.

Sin embargo, el deportista no se dejó amedrentar, subió al podio sin el uniforme del equipo mexicano y entonó nuestro himno nacional a capela, lo debemos aplaudir, qué orgullo.

Lamentablemente para el director general de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Alfredo Castillo, esa actitud es un simple chantaje de la FINA por querer cobrar una sanción improcedente, basando su alegato en que el contrato, que este personaje tilda de leonino, contrario a la buena fe, a la moral y a las buenas costumbres, nunca fue firmado por el Gobierno de México ni ratificado por el Congreso del Estado de Jalisco, ya que Guadalajara fue seleccionada como sede de los Campeonatos Mundiales de Natación para el año 2017, alegando también que el país entró en crisis y no se podían cubrir los gastos. La verdad, yo no encuentro competencia del Congreso del Estado para sancionar dicho contrato.

Dichos argumentos, considero, solo afectan la imagen de nuestro país ante los tribunales arbitrales internacionales, ya que el "contrato de cuidad sede" para celebrar el 17 Campeonato Mundial FINA 2017 fue firmado el día 15 de julio del 2011, entre la FINA y el Gobierno federal a través de la Conade, representado por el Mtro. Bernardo de la Garza Herrera, el representante del Gobierno del Estado de Jalisco Carlos Andrade Garín y la Federación Mexicana de Natación Kiril Todorov.

Los antecedentes de este contrato fueron las solicitudes formuladas a la Federación Internacional de Natación (FINA) por la Federación Mexicana de Natación, la Conade, el entonces presidente municipal de Guadalajara Jorge Aristóteles Sandoval y el gobernador del estado Emilio González Márquez.

Sin embargo, en el citado "contrato", se pactó que en caso de desear dar por terminado anticipadamente el contrato "(a)La Ciudad, el HMF y/o el OC deberán enviar un aviso por escrito de cancelación, dirigido a FINA con la decisión de retirarse del presente contrato" "(b) Dentro de los 15 días siguientes a que dicho escrito sea recibido por FINA, la ciudad, el HMF y/o el OC serán responsables de pagar a FINA una penalidad de US $5'000,000.00 (cinco millones de dólares de los Estados Unidos".

Independientemente de los errores cometidos al llenar el "contrato" que para algunos abogados chicaneros del rumbo serían maravillosos, debemos señalar que los contratantes incluyeron la cláusula que denominamos compromisoria sometiéndose a las Leyes de Suiza y a un procedimiento arbitral ante los tribunales de arbitraje para deportes de Lausanne, Suiza e inclusive renunciaron a reclamar inmunidad en contra de cualquier demanda, y uno de los principios de los tribunales arbitrales suizos es la buena fe de los contratantes, por ello excepciones hechas valer como las señaladas por el director de la Conade en el juicio no gustan a los árbitros.

Si el gobierno mexicano, el Ayuntamiento de Guadalajara, el estado de Jalisco no demuestran en el procedimiento arbitral tener la razón en base a las causas del contrato relativas a su recisión sin responsabilidad de estos, serán condenados a pagar sin duda la pena de 5 millones de dólares. En el derecho internacional las defensas de estilo barzonista no funcionan señores, recordemos el principio de los contratos: Pacta sunt Servanda adoptado por las leyes de todos los países, que significa que debe estarse a lo pactado entre las partes, es decir, que los contratos legalmente celebrados deben ser fielmente cumplidos, no obstante que sobrevengan acontecimientos futuros imprevisibles que pudieran alterar el cumplimiento de la obligación de acuerdo a las condiciones que privaban al concertarse aquélla, sin que corresponda al juzgador modificar las condiciones de los contratos, ha dicho la Corte. Este es un ejemplo de las ventajas de Arbitraje que seguiremos comentando.

hromero@correduria58.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.