• Regístrate
Estás leyendo: La CFE y su nuevo director
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 01:08 Hoy

Auditoría Ciudadana

La CFE y su nuevo director

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

De acuerdo a los Estados Financieras de la “Comisión Federal de Electricidad” CFE al 30 de junio de 2018 presenta una pérdida neta de 39 mil 864 millones de pesos y refleja cuentas por cobrar por ciento un mil quinientos veinticinco millones, sin embargo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es una Empresa Productiva del Estado, propiedad exclusiva del gobierno federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que goza de autonomía técnica, operativa y de gestión, conforme a lo dispuesto en la Ley de la Comisión Federal de Electricidad. La propia ley señala que “El Consejo de Administración, órgano supremo de administración de la Comisión Federal de Electricidad, será responsable de definir las políticas, lineamientos y visión estratégica de la Comisión Federal de Electricidad, sus empresas productivas subsidiarias y empresas filiales.”(Art. 12) y este Consejo de Administración estará integrado por diez consejeros, conforme a lo siguiente: I. El titular de la Secretaría de Energía, quien lo presidirá y tendrá voto de calidad y el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; II. Tres consejeros del Gobierno Federal designados por el Ejecutivo Federal; III. Cuatro Consejeros Independientes designados por el Ejecutivo Federal y ratificados por el Senado de la República, quienes ejercerán sus funciones de tiempo parcial y no tendrán el carácter de servidores públicos, y IV. Un consejero designado por los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad y sus empresas productivas subsidiarias. Luego entonces el futuro Director de dicha empresa, que según anunció el Presidente electo, será Manuel Bartlett, tendrá muy acotadas sus funciones, pero además dicho personaje no reúne los requisitos para ser nombrado Director de la CFE ya que para ocupar dicho puesto es necesario: “Haberse desempeñado, durante al menos diez años, en actividades que proporcionen la experiencia necesaria para cumplir con las funciones de consejero de la Comisión Federal de Electricidad, ya sea en los ámbitos profesional, docente o de investigación.” Y por más que revisemos el currículo vitae de dicho personaje no encontramos la forma de justificar en realidad esa experiencia a la que se refiere la citada ley que regula dicha empresa.

Pero además, ignorando que la máxima autoridad es el Consejo de Administración, (no el Presidente) (explíquenle que ya no es paraestatal) Manuel Andrés López Obrador anuncio que se condonarán las deudas de los morosos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). “Se va a cancelar esa deuda y va a haber una tarifa [eléctrica] nueva, justa y diferenciada. El más pobre va a pagar menos y el que use la energía eléctrica con fines industriales y comerciales van a pagar más, pero no más de lo que paga ahora” Y la peor acusación que realizó es que hay consejeros del órgano de administración de la CFE que le venden energía eléctrica a la empresa, luego cambió esa declaración y señaló que eran primero funcionarios públicos y ahora eran miembros de los Consejos de Administración de las empresas que ahora le venden energía eléctrica a la CFE. Sin embargo el meollo del asunto es por qué el presidente ha dado instrucciones a su futuro director de regalar nuestro dinero, el de todos, ya que son recursos públicos, a personas que decidieron no pagar su consumo de energía eléctrica, y además no regularizar y cortar el suministro eléctrico a esos millones de gentes que literalmente se roban la energía, solo basta salir a varias colonias y ver los miles de diablitos “colgados” de las líneas eléctricas sin ningún control, condonación que es una bofetada para los que venimos pagando religiosamente nuestro recibo, y que inexplicablemente a nosotros sí, nos la suspenden si omites el pago incluso por un solo día y luego tardan en restablecerte el servicio varios.

El conflicto entre el mandato del Consejo de Administración que es de crear una empresa productiva y la del futuro director de despilfarrar las cuentas por cobrar de la CFE por situaciones políticas ya no tienen cabida en pleno siglo XXI ya que la citada empresa no debe ser usada para políticas populistas generando una grave quebranto a la empresa que los consejeros no pueden ni deben tolerar, ellos no fueron nombrados por el presidente entrante y tienen una responsabilidad fiduciaria reflejada en la propia ley que establece algunas de sus funciones al ser el órgano responsable entre otras las de establecer las directrices, prioridades y políticas generales relativas a la producción, productividad, comercialización, desarrollo tecnológico, investigación, administración general, seguridad, salud y protección ambiental, finanzas, presupuesto y otras que se relacionen con las actividades de la CFE. Veamos que hace el consejo.

hromero@correduria58.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.