• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-08
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 14:51 Hoy

Auditoría Ciudadana

2017-09-08

Héctor A. Romero Fierro

Publicidad
Publicidad

En diciembre de 2013, la Cámara de Senadores analizó 56 iniciativas presentadas por diversos senadores de los grupos parlamentarios, lo que dio origen a que el 03 de diciembre de 2013 se presentara a discusión el Dictamen de Proyecto de Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia política-electoral, el cual fue aprobado por 107 votos a favor, incluyendo toda la bancada del PAN integrada por 38 Senadores, solo 16 en contra (PRD 10 y el PT 6) y 1 abstención, una vez hecho esto se turnó a la Cámara de Diputados, al recibir esta Cámara la minuta el 05 de diciembre de 2013, se le dispensaron todos los trámites y se sometió a discusión y votación de inmediato, el cual fue aprobado por 409 votos a favor, 69 en contra y 3 abstenciones. La primer mentira de Ricardo Anaya fue decir que él no aprobó dicha reforma constitucional, sin embargo si analizamos el Diario de Debates de esa fecha encontramos la siguiente Declaratoria: "El Presidente diputado Ricardo Anaya Cortés: Aprobados los artículos reservados, en términos del proyecto de decreto modificado o con las modificaciones aceptadas por la asamblea, según corresponda. Aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia político-electoral". Regreso al Senado con unos pequeñas adiciones y el 13 de diciembre de 2013, el proyecto de decreto aprobado en lo general y en lo particular por 99 votos a favor, 11 en contra y 2 abstenciones.

Lo increíble, el Presidente del Senado en ese momento era, nada más y nada menos, que Ricardo Cervantes Andrade. Esta reforma constitucional se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014 y precisamente en su artículo 102 se creaba una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y de patrimonio propios. Se estableció que el Fiscal General duraría en su encargo nueve años y sería designado y removido con intervención del Senado.

Ahora bien, en esa reforma constitucional en su artículo Décimo sexto transitorio se estableció, que esas reformas: "entrarán en vigor en la misma fecha en que lo hagan las normas secundarias que expida el Congreso de la Unión necesarias por virtud de las adiciones, reformas y derogaciones a que se refiere el presente Transitorio, siempre que se haga por el propio Congreso la declaratoria expresa de entrada en vigor de la autonomía constitucional de la Fiscalía General de la República. El Procurador General de la República que se encuentre en funciones al momento de expedirse la declaratoria a que se refiere el párrafo anterior, quedará designado por virtud de este Decreto Fiscal General de la República...".

Esto último desató una serie de críticas, por lo que el Presidente Peña Nieto decidió, para evitar malas interpretaciones, enviar con fecha 28 de noviembre de 2016 una iniciativa de reforma a dicho artículo décimo sexto transitorio señalando literalmente: "En tal virtud y en atención a distintas inquietudes relacionadas con el transitorio constitucional referido, que han sido manifestadas tanto por legisladores como por la propia sociedad, y la academia, me permito someter a consideración de esa Soberanía la presente iniciativa para modificar el multicitado artículo Décimo Sexto Transitorio, que prevé la designación de Procurador General de la República a primer Fiscal General de la Republica por ministerio constitucional", con esto se acabó el famoso "pase automático".

Por eso podemos, sin lugar a dudas, señalar que lamentablemente el Presidente del Partido Acción Nacional mintió, ya que al verse acorralado con las pruebas contundentes de enriquecimiento ilícito denunciadas en su contra, levantó una cortina de humo, primero oponiéndose a un supuesto pase automático del Procurador Cervantes, inclusive promovió junto con algunos organismos que se auto denominan "de la sociedad civil" la frase #noalfiscalcarnal, cuando queda claro que era su propio partido quien tenía atorada la reforma propuesta por Peña Nieto, y cuando le enseñaron el documento simplemente cambió de discurso a solicitar que el mismo se vote, negando haber conocido la reforma cuando él personalmente dictaminó la votación y la aprobó.

hromero@correduria58.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.