• Regístrate
Estás leyendo: Los tres diagnósticos de Pumas
Comparte esta noticia

Fue al balón

Los tres diagnósticos de Pumas

Héctor González Villalba

Publicidad
Publicidad

No se puede pasar por alto, por mucho que el Clausura asome, que en las semifinales de la campaña pasada a los Pumas de la UNAM el América, archirrival de ciudad y Liga, les pasó por encima con un marcador de escándalo; ese es un registro y fantasma que perseguirá al equipo de David Patiño, y de los que venga a ese banquillo, cada que los de Coapa sean rivales. 

Sin embargo, lo que importa es ver hacia adelante, y lo que viene es un torneo que emociona porque presenta retos para varios, empezando por los llamados cuatro grandes: América por ser el campeón afrontará objetivos a la sombra de la exigencia de siempre, el bicampeonato; Cruz Azul, con su particular revancha, ya añeja, de superar sus miedos y yerros, que por pequeños o mayúsculos, siempre le niegan gloria… después Chivas y su escasa eficacia. 

En Pumas es normal que el presidente Rodrigo Ares de Parga, el técnico David y el goleador Carlos González concluyan diagnósticos hasta distintos de una misma realidad. 

Ya está visto que aquello de que “con el América no se puede perder ni en las canicas” funciona para los titulares, pero en el partido importa lo que se tiene y se pone en la cancha; y mientras más se tenga, más cerca se está de ganar.   

Hoy prácticamente todos los equipos que participaron en la última Liguilla se freforzaron; Pumas no, apuntalado con algo de casa, nada más. Es la política del equilibrio, de no competir a billetazos y me parece bien, es línea, y mientras más clara, mejor, aunque se discrepé, quien discrepe; luego entonces nada más cuidémonos de no afirmar lo que en la cancha tampoco se sostiene. 

Después está el técnico, para quien la plantilla, como está competirá; seguro sí, pero si después sale tu estrella evaluando que faltó tocarse más los bolsillos, tampoco nos quejemos de resultados cortos. Insisto, siempre hay que escuchar, antes que al que se sienta en el banquillo y en el escritorio, al que suda en la cancha; a ese sí hay que creerle. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.