• Regístrate
Estás leyendo: Zombies en las redes
Comparte esta noticia

Columna de Héctor Diego Medina Basave

Zombies en las redes

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

Después de que una investigación revelara que una empresa de consultoría (Cambridge Analytica) utilizó datos de millones de usuarios de Facebook para beneficio político, se ha desatado un escándalo en el plano internacional, y el tema de la privacidad en las redes vuelve a ser objeto de controversia, sobre todo en Estados Unidos y en Europa, pero también en otras partes del mundo como México.

El problema es que el asunto de Cambridge Analytica podría ser solo la punta del iceberg. El hecho de que se puedan usar datos concretos que muchas personas publican en internet pensando en que solo algunos “amigos” o “seguidores” pueden verlos, y que no saben que se pueden usar para manipularlos a ellos mismos, es muy preocupante y muy peligroso. Y es que a través de algoritmos tomando en cuenta la información que recaban, logran crear “noticias falsas” que se adaptan muy bien a cada persona creando un manejo psicológico muy efectivo que puede llegar a cambiar opiniones, o a reforzar posturas políticas. Eso sucedió en 2016 con Trump y puede pasar en cualquier caso, en cualquier país.

¿Qué se debería hacer al respecto? Prohibir redes y cerrar páginas no servirá de nada. Quizá un poco más regulación para que quienes hagan mal uso de datos sean castigados podría tener algún buen efecto, pero lo mejor será que haya más educación informativa para ciudadanos, de tal forma que estén inmunes a los lavados de cerebro en las redes sociales. Ya hay algunos esfuerzos en ese sentido, pero se necesita mucho más. Hay que hacer la calle más ancha antes de que llegue el tráfico (si no es que ya está aquí).

APUNTE SPIRITUALIS. Se estrenó en Netflix una serie llamada “Wild Wild Country” en la que se revelan los detalles de la secta de Bhagwan Shree Rajneesh (ahora conocido como Osho, cuyos libros se siguen vendiendo), y cómo poco a poco lo que inició como un esfuerzo para hacer una comunidad de meditación y libertad, fue rechazada por los vecinos y se convirtió en una mafia con intrigas, envenenamientos, incendios e intentos de asesinato. Es un gran ejemplo de lo que sucede con los fanatismos.

hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.