• Regístrate
Estás leyendo: Warren y la trampa de Trump
Comparte esta noticia

Columna de Héctor Diego Medina Basave

Warren y la trampa de Trump

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

El 2019 empezó con la noticia de que Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts, está ya en la carrera por la candidatura demócrata a la presidencia. Aunque ya estaban otros personajes puestos para la contienda, como el hispano Julián Castro o el empresario Andrew Yang, ninguno tiene la fuerza y el posicionamiento de Warren, hasta ahora. El problema es que ya desde hace tiempo, Trump empezó su trabajo propagandístico para detenerla, con cierto éxito.

Basada en historias que escuchó mientras crecía, Warren había presumido con mucho orgullo sobre sus antepasados indios (sobre todo de la tribu Cherokee), ante lo cual recibió sendas burlas de republicanos, y desde luego del bully profesional, Donald Trump. El magnate le puso el apodo de “Pocahontas” (por lo que la mayor parte de sus seguidores la conocen como tal) y la retó para que se hiciera un examen de ADN. La senadora cayó en la trampa y se hizo el examen. Se enganchó en el tema y eso quizá la persiga para siempre.

Los resultados del examen de ADN le dieron parcialmente la razón a Warren: sí tiene al menos un ancestro indio lejano, aunque no se puede revelar si es parte de alguna tribu específica. ¿Cómo reaccionó Trump? Dijo que los exámenes no son válidos y que en todo caso la senadora pudiera tener incluso menos ADN nativo que el norteamericano promedio. El punto es que la verdad científica no importa. La ahora aspirante demócrata a la presidencia cayó en las garras de la agenda trumpiana, y será difícil salir. Veremos si su empuje, su estilo genuino, su ánimo y frescura son suficientes para ganar la candidatura.

APUNTE SPIRITUALIS:
El argumento que Trump usó para defender su preciado muro fronterizo fue compararlo con la barda perimetral que los Obama tienen en su casa, asegurando que así como el ex presidente hace bien en protegerse de los peligros externos, también los norteamericanos en general lo deberían hacer en su país. Siguiendo esa lógica falaz, podríamos decir que Estados Unidos también necesitará un techo gigante.

hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.