• Regístrate
Estás leyendo: ¿“Matar a Hillary”?
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 00:54 Hoy

Columna de Héctor Diego Medina Basave

¿“Matar a Hillary”?

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

Las palabras que Donald Trump pronuncia en sus discursos causan, prácticamente todos los días, algún tipo de controversia y generan grandes escándalos mediáticos. Esto le había funcionado hasta hace poco, pero ya cada vez menos. Fue el caso de su pronunciamiento sobre la segunda enmienda constitucional (la que permite la portación libre de armas a los norteamericanos), cuando dijo que Hillary, de llegar a la presidencia, nombraría jueces liberales que les quitaría a los americanos el derecho a tener armas y agregó que quizá los mismos portadores de armas pueden resolver el asunto, sugiriendo, según algunas interpretaciones, que se usen las armas para darle solución al tema.

Obviamente las palabras de Donald Trump no se referían específicamente a que los portadores de armas en Estados Unidos asesinaran a la candidata demócrata o las usaran para disparar a los jueces. Difícilmente Trump desearía algo así. Pero lo cierto es que el uso de sus palabras ha sido al menos irresponsable y también peligroso. Sabiendo que tiene un grupo grande de seguidores casi religiosos, no debería hacer ese tipo de comentarios y tendría que apegarse mucho más al guión de sus asesores de comunicación. Es una cuestión que va mucho más allá de la política y que tiene que ver con el odio y el miedo con el que Trump ha traficado, y que con un comentario así, con o sin intención, puede generar situaciones de mucho peligro. Y ese es precisamente el problema de Trump, y así es como muy probablemente se vería su presidencia.

APUNTE SPIRITUALIS. Ha habido debate en las redes sociales sobre los resultados de México en las Olimpiadas de Río. Muchas personas se han molestado por el tratamiento de los medios de comunicación como “fracaso”, en lugar de reconocer el gran esfuerzo de los jóvenes atletas que han trabajado mucho para llegar a donde están. Quizá el fracaso es más bien del sistema deportivo y el poco apoyo institucional que hay, no de los atletas.

hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.