• Regístrate
Estás leyendo: Las religiones y el cambio climático
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 15:38 Hoy

Columna de Héctor Diego Medina Basave

Las religiones y el cambio climático

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

El domingo pasado se llevó a cabo en Monterrey el XIX Encuentro Interreligioso y en esta ocasión el enfoque fue sobre el medio ambiente y cambio climático. Últimamente hemos visto mucha preocupación hacia el tema ecológico por parte de las religiones, especialmente hemos escuchado al papa Francisco hablar fuerte sobre el tema.

Durante el evento participó Martín Mendoza, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, quien habló de que los seres humanos somos en gran parte culpables de la aceleración del cambio climático, mientras que la consultora Karla Guerrero recordó que algunas empresas ya están tomando acciones importantes a favor del medio ambiente, pero que somos nosotros como consumidores, los que debemos ser socialmente responsables. Hubo después un diálogo en las mesas de los participantes al encuentro, en el que se reflexionó sobre la relación de cada uno con la naturaleza, a lo largo del tiempo.

Posteriormente los representantes de las religiones dieron sus ponencias. Marco Antonio Karam, de la Casa Tíbet, dijo que toda forma de vida es sagrada y que este planeta no nos pertenece; Gadhadara Gosai Das, de la comunidad Hare Krishna, señaló que la conciencia se pierde al sucumbir a nuestros deseos egoístas de consumo y es ahí donde se pierde el respeto al medio ambiente; Mónica Szwarcer, del Colegio Israelita, dijo que debemos usar nuestra casa (el mundo) de manera responsable, porque entre otras cosas la creación es buena y hay que seguir el ritmo de la vida, lo cual no es sólo responsabilidad del Gobierno sino de todos; monseñor Alfonso Miranda, de la Iglesia católica, hizo énfasis en un clamor de la Madre Tierra, de un grito desesperado de la naturaleza que nos pide actuar urgentemente; el doctor Zidane Zeraoui, catedrático y profesor, dejó en claro que somos parte del mundo y que el Islam, en su mejor faceta, así lo contempla, mientras que el doctor Mohamed Ayub afirmó que en dicha tradición hay una obligación religiosa de cuidar el medio ambiente.

Pero también hay espiritualidad fuera de las religiones, por lo que también desde el agnosticismo hubo una postura, fue por ello que el doctor Juan de Dios Sánchez, profesor de ética en la UANL, urgió a ser humildes, y recordó que el ambiente no se reduce a algo exterior a nosotros sino que somos también parte de ese medio ambiente.

Las diferentes tradiciones religiosas en el mundo podrán tener muy distintas aproximaciones a la cuestión divina y muy diversas formas de explicar el universo (todas ellas respetables, pero en muchos casos equivocadas, según la ciencia), pero también tienen una dimensión práctica que proviene de una genuina espiritualidad desprovista de dogmas o visiones exclusivistas, la cual es la que tendría que sobresalir en los esfuerzos por dialogar.

Y qué mejor que el cuidado del medio ambiente para encontrar ese común denominador desde el cual partir para convertir el diálogo en una realidad de paz. En el mundo no sólo existimos los humanos, esta forma de vida tan nueva y frágil, sino que hay otros seres igual de importantes. Los humanos debemos estar en paz con los animales, con el mundo vegetal, con los mares, las montañas, el cosmos. Si somos el universo hecho consciente de sí mismo, entonces al cuidar al medio ambiente nos estamos cuidando a nosotros mismos. Y si la dimensión espiritual de las religiones y de las tradiciones no religiosas es la herramienta más profunda y completa que tenemos para la evolución de las conciencias, entonces un diálogo como el que se llevó a cabo en Monterrey el pasado domingo, es un muy buen comienzo.

APUNTE RELIGARE. El papa Francisco partió plaza en Estados Unidos y dejó clara su visión de tolerancia, apertura e inclusión. Su viaje deja una huella histórica muy importante, más allá de lo religioso.


hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.