• Regístrate
Estás leyendo: Gane quien gane
Comparte esta noticia

Columna de Héctor Diego Medina Basave

Gane quien gane

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

Ojalá que independientemente de los resultados electorales de este domingo, las lecciones que hemos vivido en los últimos años sean aprendidas, y no desaprovechemos las muchas oportunidades que se nos presentan como sociedad.

En el ámbito electoral ojalá que entendamos que el sistema que actualmente tenemos, que aunque en términos del proceso en sí mismo ha mejorado mucho e incluso se ha convertido en referente en el plano mundial, requiere de una urgente revisión: se necesita una segunda vuelta, o algo que garantice mayor gobernabilidad y que facilite los procesos electorales. Que los partidos le entren, ahora sí de manera desinteresada a ese tema, a través de la presión ciudadana, aunque el domingo la diferencia entre el ganador y el segundo lugar fuera amplia. Ojalá después de esta elección podamos pasar por fin a una normalidad democrática que tanta falta nos hace.

Ojalá quede claro que más allá del triunfador, es responsabilidad de todos los mexicanos generar un ambiente de trabajo, con justicia y transparencia, y que el combate a la corrupción y a la violencia empieza en la casa, en la oficina, en la escuela. No nos quedemos cruzados de brazos esperando a que el gobierno en turno haga algo al respecto.

Esperemos que los mexicanos podamos tener una visión más científica de las cosas. Que nuestras influencias sean más por experiencias exitosas que por ideologías fijas, que vigilemos muy de cerca al gobierno que gane, y que no cedamos ni un ápice en los avances que ya hemos logrado, sobre todo en materia de derechos humanos, libertades y democracia.

APUNTE SPIRITUALIS. Todo lo anterior es algo que los gobiernos no pueden lograr solos, aunque desde luego pueden coadyuvar en crear las condiciones para que eso suceda y se lleven a cabo las acciones necesarias para, por ejemplo, lograr la reducción de la violencia. Ojalá que así sea, pero que en lugar de quejarnos porque no ganó nuestro candidato, o de festejar sin parar porque sí ganó, nos pongamos a trabajar, porque un país no se define solo por unas elecciones. O al menos no debería ser así.

hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.