• Regístrate
Estás leyendo: El otro México y el otro Estados Unidos
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 12:38 Hoy

Columna de Héctor Diego Medina Basave

El otro México y el otro Estados Unidos

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

El presidente Enrique Peña Nieto estuvo ayer en lo que él llamó “el otro México”, es decir, California. Como parte de su visita a una de las regiones más desarrolladas e importantes del mundo, el titular del Ejecutivo se reunió con el gobernador Jerry Brown y puso énfasis en el tema migratorio. Por su parte, el gobernador Brown habló de la amistad que existe entre los dos países y recordó que el futuro de California pasa necesariamente por el desarrollo de los hispanos.

Y es que, por poner un ejemplo de la importancia de la región, el intercambio comercial que existe entre México y California es prácticamente igual al de México y toda la Unión Europea. El estado es el más poblado de Estados Unidos, y casi un 40% de los residentes se consideran hispanos o latinos. Y para muestra, un botón: en el auditorio en el que se llevó a cabo uno de los eventos, el único que necesitó traducción simultánea fue el gobernador Jerry Brown.

Peña Nieto criticó indirectamente a estados como Texas y Arizona al decir que “quienes todavía apuestan por la exclusión, por la discriminación o el rechazo a la diversidad sólo tengo una cosa que decirles, el futuro muy próximo demostrará su error ético”. En contraste, California ha sido punta de lanza en el apoyo a los migrantes y en el respeto a sus derechos: se ha invertido mucho en estudiantes que no hablan inglés, se impulsó un programa de asistencia legal para los menores centroamericanos que cruzan la frontera, se pretende llevar a cabo estrategias para acelerar el pase fronterizo de Tijuana – San Ysidro, entre otras cosas. No hay manera de soslayar el hecho de que en California, así como en el resto de Estados Unidos, la población hispana, sobre todo la mexicana, tendrá cada vez más fuerza en todos los ámbitos: económico, cultural, social y político.

En este último, el político, es donde quizá resida el principal problema. La reforma migratoria que tanto se ha anunciado en Estados Unidos por la administración de Obama, y que tanto se ha exigido desde México, no se ha podido concretar del todo, porque para muchos republicanos los resultados de la misma, les serían políticamente muy costosos. Ya sólo si pensamos en términos de votos nos damos cuenta que algunas regiones tradicionalmente republicanas se convertirían poco a poco en demócratas, se harían más californianas.

California no es sólo el “otro México”, quizá también sea el “otro Estados Unidos”. Ahí están los norteamericanos con visión de futuro, más cosmopolitas y comprometidos con el resto del mundo. De ahí vienen los principales cambios a favor de la diversidad, de lo que originalmente se trata Estados Unidos. Contrasta fuertemente con otras zonas en donde el miedo y la inseguridad, movidos por intereses políticos y económicos, se han apoderado de buena parte de la población, y se han convertido en un impedimento para el avance en materia migratoria.

APUNTE RELIGARE. El próximo lunes 1 de septiembre se llevará a cabo un juego de futbol en el que participarán jugadores de varias religiones (cristianos, musulmanes, judíos, budistas, hindúes, etcétera). Esta idea surgió en una audiencia que el papa Francisco le dio al ex futbolista argentino Javier Zanetti, en la que acordaron organizar un encuentro interreligioso para promover la paz. Entre los que han confirmado están Lionel Messi, Filippo Inzaghi, Samuel Eto’o, y se espera que los entrenadores Gerardo Martino de Argentina, y Arsene Wenger del Arsenal tengan listos sus respectivos equipos para salir a la cancha el lunes en el estadio Olímpico de Roma.

hectordiego@gmail.com

http://twitter.com/@hectordiego

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.