• Regístrate
Estás leyendo: ¿Ateos sin vacaciones?
Comparte esta noticia

Columna de Héctor Diego Medina Basave

¿Ateos sin vacaciones?

Héctor Diego Medina Basave

Publicidad
Publicidad

Uno de los clásicos “memes” en esta temporada de Semana Santa, que suele ser enviado masivamente por muchos grupos whattsappianos, es en el que se burlan de los no creyentes haciéndonos ver que para irnos de vacaciones deberíamos ser “congruentes” con la razón por la cual, en primer lugar, estos días son feriados (jueves y viernes santos). Obviamente es una forma de reírse un rato, no pasa nada, además de que no importa el origen de los asuetos para tomarse vacaciones: algunos podrían llamarle “receso de primavera” y ya está, al final se supone que vivimos en un país laico. Pero quizá hay un punto interesante que podemos extraer de esto.

A quienes no profesamos ninguna religión en particular quizá nos hace falta un calendario como el litúrgico, porque solo nos queda el calendario oficial del país en el que vivimos, con el que celebramos a los líderes, revoluciones, independencias y demás, lo cual está muy bien, pero falta sustancia. Los religiosos tienen la gran ventaja de contar con días en los que recuerdan temas profundos, en los que hacen un alto para reflexionar sobre lo más importante para ellos. Más allá de sus dogmas y creencias específicas sobre el universo que algunos no compartimos, también hay valores sobre los que vale mucho la pena pensar y meditar, como pueden ser la austeridad, la humildad, el estar presente plenamente, el dejar a un lado, por un momento, los distractores, y volver a ser humanos.

Tal como lo propone el filósofo ateo Alain de Botton, sería muy bueno incluir en el calendario secular, algunos días para meditar. Sería una gran ayuda para quienes a pesar de no ser religiosos, tenemos interés en la espiritualidad.

APUNTE SPIRITUALIS. “Morir para vivir”es una frase muy poderosa que, de manera metafórica, puede ayudarnos a “renacer”, a tratar de dejar en el pasado aquello que nos mantiene dormidos, que nos hace infelices. Es un buen momento para entender la diferencia entre dolor y sufrimiento, meditar sobre ella y despertar.

hectordiego@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.