• Regístrate
Estás leyendo: ¡Vive la experiencia!
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 10:26 Hoy

Psi y que

¡Vive la experiencia!

Héctor Cerezo Huerta

Publicidad
Publicidad

Viktor Frank (1970) afirmaba que "El hombre que no ha pasado por circunstancias adversas, realmente no se conoce bien". El problema hoy es la multitud de ignaros que buscan ofertas inmediatas de felicidad sin invertir dedicación en una verdadera psicoterapia. El coaching coercitivo es quizás el ejemplo paradigmático de esta tendencia perversa. Cuando los compañeros de trabajo de los "procesados" me preguntan: ¿Por qué continúan en esos talleres? ¿Cómo es el control mental ejercido en esos grupos? ¿Por qué no admiten el daño que causan estas sectas comerciales?...mis respuestas nunca son suficientes para aminorar su dolor de vivir o haber perdido a semejantes autómatas; espero lograrlo en este texto.

El proceso de captación para este tipo de grupos sectarios inicia mucho antes que el enrolamiento mismo. Se origina cuando se combinan cuatro factores; a) una severa crisis socioeconómica que ha generado la necesidad de buscar una mejor calidad de vida, b) una alta prevalencia epidemiológica de enfermedades mentales, c) una deficiente formación educativa que jamás estimuló el pensamiento crítico, y d) una verdadera "prostitución" de la Psicología por parte de imbéciles que afirman que los problemas no son sociales, sino individuales. El fenómeno se denomina "persuasión coercitiva" e implica una dinámica sectaria de totalitarismo ideológico, vulgarización terapéutica y dislocación de los sistemas de creencias, debido a la vivencia de un programa de modificación de conducta que utiliza el poder de la influencia psicológica.

El coach y los enroladores son considerados como personas cercanas y en consecuencia la víctima presenta una menor defensa racional y participa activa e ingenuamente en el proceso de coerción. Los participantes no son conscientes del proceso de influencia ni de los daños que se están produciendo e incluso defienden su transformación, misma que ha sido lograda usando como principal instrumento persuasivo al lenguaje. Las analogías, las fantasías guiadas usando sugestiones hipnóticas y la práctica de rituales y técnicas pseudoterapéuticas provocan ese curioso efecto psicológico de "elegidos" en los participantes, el mismo que los hace sentirse especiales, disminuyendo el contacto con la realidad y aumentando la dependencia al grupo sectario. Estos grupos son generadores de trastornos mentales pero también están diseñados para personas con vulnerabilidad a padecerlos, así que sus efectos son mucho más severos de lo que la mayoría supone.

Twitter: @HectorCerezoH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.