• Regístrate
Estás leyendo: Tres pasos para ser un infeliz empoderado
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 20:15 Hoy

Psi y que

Tres pasos para ser un infeliz empoderado

Héctor Cerezo Huerta

Publicidad
Publicidad

Primer paso: Como buen cazador de opciones de "desarrollo humano", te sugiero buscar bálsamos emocionales para tu psique vulnerable. Una excelente opción es enrolarte en las sectas comerciales, esas que ofertan "entrenamientos de vida". Las mismas que han dejado de llamarse "Coaching coercitivo" para convertirse eufimísticamente en "Talleres vivenciales en desarrollo humano". El adoctrinamiento ideológico, la industrialización de la mente, el fomento del individualismo y la reducción del pensamiento no tiene precedentes. A pesar de que gradualmente olvidarás la diversidad y perderás tu autenticidad, el hermoso cliché: "Si lo crees, lo creas", generará una placentera disonancia cognitiva que te convencerá de que existe algo.

Segundo paso: Haz que te escuchen en estos "grupos endogámicos", por un coach o ante la presencia de más adoctrinados. Evita buscar un lugar propio y no elijas un psicólogo competente. No es nada bueno que descubras que desde hace miles de años Aristóteles, afirmaba en su Ética nicomáquea, que el simple hedonismo nos aleja de nuestro fin personal, pues una vida hedonista es propia de las bestias, no es una vida plena, ni digna de ser vivida. Tú dale la espalda a la dispersión existencial y a la vida episódica posmoderna. Cuando lo logres, te tragarás esa "genial" idea de conseguir tus objetivos en "tres pasos" y en suponer que requieres "entrenamiento".

Tercer paso: En la era del vacío, donde todo es rápido, volátil y desechable, busca llenar tus vacíos sintiendo, no pensando. Como nadie se conoce suficientemente bien–incluyéndote- ese será el principal argumento de promesa de venta emocional que te enrolará al relativismo moral y cambio de creencias. Confía en los eslóganes y entiende que no son fruto de una mala comprensión de la naturaleza humana y la historia evolutiva de nuestra especie, son más bien "ideas poderosas", lo que importa es la "experiencia", no la reflexión.

Sí de verdad quieres "resbalarte"; si percibes vacíos existenciales, angustia o de plano percibes haber perdido el sentido de tu vida, acude con un especialista de la salud mental. Sólo en este escenario, te convertirás en un cuidador de ti mismo. Abrirás los ojos y cerrarás heridas, reflexionarás sobre su sentido de vida y estimularás tu pensamiento crítico para vivir con lucidez. Jamás olvides que no puede haber desarrollo humano genuino sin asumir la responsabilidad individual.

Twitter: @HectorCerezoH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.