• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 03:59 Hoy

Con el sudor de tu mente

Publicidad
Más opiniones
Publicidad

¿En cuántas "organizaciones" has trabajado? ¿Cómo has sorteado y resistido a colegas y superiores incompetentes, pero que en LinkedIn aparecen como expertos en todo y que no aportan ningún beneficio sustantivo a las empresas? ¿Cómo has logrado sortear las constricciones y ahogos cotidianos de una institución que al exterior se vende como inalcanzable, pero que al interior funciona peor que un prostíbulo? ¿Cómo has logrado sobrevivir a sus políticas y mecanismos románticos de atracción, selección, gestión y captación del talento humano? En el ámbito organizacional abundan los eufemismos, esas expresiones pretenciosas que maquillan o de plano, ocultan los vuelcos en la feria del empleo y subempleo, esas voces que adoran las manifestaciones suaves o decorosas, pero que sirven a fines perversos y evitan transformar la realidad con sentido crítico.

"La desaceleración económica está ocasionando una pluralidad de efectos colaterales, tales como ceses temporales, falta de liquidez, un débil engagement del colaborador y una concentración en los salarios emocionales" ¿Suena bonito, cierto? No es más fácil decir que, ¡al país se lo está llevando la chingada y que, los genios de talento humano suponen que las porras psicológicas son suficientes para vivir dignamente! Las ofertas laborales están atiborradas de enmarcados sui géneris. Así, "Ganas de crecer juntos", en la realidad implica: "Si no te arrodillas, lárgate", "Comprometido con la empresa"; quiere decir: "Cobrarás una mierda", "Buscamos líderes proactivos", significa en la práctica: "Te contratamos como profesional, pero podrías hacerla hasta de lava carros o recepcionista", "Posibilidades de crecimiento" es sinónimo de: "Somos un sistema piramidal "igual que las sectas-, los ascensos dependen de caprichos personales o de tu amplio criterio", "Capacitación constante" equivale a "Mucho coaching y nulo desarrollo organizacional", "Excelente presentación" es "No contratamos feos, capital corporal sobre capital intelectual", "Disponibilidad de tiempo" es "Te vamos a explotar" o la joya de la corona: "Desvinculación" que significa: "Te vas a la chingada y ni la bendición mereces".

"Todo el que pretenda imponer su dominio al hombre ha de apoderarse de su idioma", afirma brillantemente el crítico alemán Hannes Mäder (2010). El discurso de los tecnócratas organizacionales explotan los alegatos que no permiten pensar. El mensaje es claro; aunque no comprendas mi arenga totalitaria, propagandista, ideológica y creadora de falsas expectativas; no discutas y camina a ciegas. Lomnitz (2017) revela que, la idea de la igualdad de oportunidades laborales ha sido siempre y en todo el mundo un ideal, y nunca una simple realidad. Abundan las contrataciones a modo u orientadas según el color de piel, la universidad de procedencia, la creencia religiosa y hasta la preferencia sexual. La regla son los "retratos hablados", el clasismo, el racismo y el sexismo. ¡Qué época tan difícil para vivir dignamente con el sudor de nuestras mentes!

@HectorCerezoH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.