• Regístrate
Estás leyendo: Carta a los Maestros
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 13:23 Hoy

Psi y que

Carta a los Maestros

Héctor Cerezo Huerta

Publicidad
Publicidad

No se me ocurre mejor manera de reconocer tu trabajo magisterial que enlistar una serie de acciones claves que diariamente llevas a la práctica en tus aulas, tales como: racionalidad, pedagogía, ética, reflexión o toma de decisiones y no exclusivamente el desarrollo de competencias, liderazgo, calidad, eficacia o destrezas. El "Día del Maestro" expone una terrible disonancia cotidiana. No dudo que existan espacios educativos en los cuales eres tratado de modo digno y profesional, pero lamento decirte que investigaciones rigurosas muestran que la tendencia es otra en la generalidad de instituciones, particularmente privadas. Ojalá puedas hojear los artículos de investigación sobre la actuación del maestro en escuelas públicas y privadas de Cruz y Elizalde (2004), del impacto de la evaluación de los profesores de Stake (2007) y Contreras y Arbesú (2009), del "buen profesor" de Hativa (2000) y Díaz Barriga (2016) y del hacinamiento, autonomía, sobrecarga laboral y nivel de estrés de Hargreaves (2008) o de la paralizante burocracia en las universidades de Gil Antón, Grediaga, Rodríguez y Padilla (2011).

Ayer, seguramente te enviaron "bendiciones", abrazos y buenos deseos, pero no te pidieron perdón por mandar al demonio tus derechos laborales que, por durante más de 100 años te han costado obtener. Tampoco te han explicado las razones por las que, jamás eres considerado para diseñar una reforma educativa; esa avalancha ideológica y operativa marca "Aula neoliberal S.A de C.V" que gradualmente pretende sustituir tu contrato colectivo de trabajo por contratos individuales regidos por evaluaciones punitivas que permitan justificar tu despido. Sabes bien que la "reforma educativa", afecta a todos los ciudadanos, pues atenta contra la educación gratuita. Dos ejemplos lúcidos, el estado mexicano gasta en promedio 2875 dólares por alumno en el nivel de primaria, mientras que otros países miembros de la OCDE (2010) invierten 7719 dólares. Incluso, un artículo transitorio de la reforma plantea que los padres de familia deben mejorar la infraestructura de las escuelas, comprar materiales educativos y resolver problemas de operación. Es decir, se legitiman las "cuotas" y se facilita la mercantilización de la educación.

Te escribo esta carta confesándote que cada día me resulta más complejo intentar "enseñar" en esas aulas en donde los discursos burocráticos, eficientistas y de acreditación han terminado por invadir la subjetividad de estudiantes, directivos y administradores desde las oscuras entrañas de la bestia; el currículo. Te escribo esto, después de 20 años de haber subido a una tarima en el aula magna de una "universidad" de la frontera norte, que también funcionaba como gimnasio y salón de fiestas y en la cual impartí, mi primera clase a 94 alumnos. Sentí que el mundo se volcaba sobre mí, pues parecía un estudiante más. Había preparado un discurso que había aprendido de memoria. Entonces, abrí la boca "que nunca aprendí a cerrar- y la epifanía fue reveladora y singular, igual que la tuya y la de millones de profesores que invierten su vida en las aulas.

@HectorCerezoH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.