• Regístrate
Estás leyendo: Un ganso amoroso para el 14 de febrero
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 17:38 Hoy

Día con día

Un ganso amoroso para el 14 de febrero

Héctor Aguilar Camín

Publicidad
Publicidad

La cabeza de la nota dice así: “Muere a los 40 un ganso ciego poliamoroso envuelto en un triángulo” (http://bit.ly/2G7JgQZ).

El primer párrafo de la nota explica: “Un ganso ciego y bisexual llamado Thomas ha muerto en Nueva Zelanda a la edad de 40 años. Pasó seis años en un triángulo amoroso con dos cisnes y ayudó a criar docenas de cisnes bebés”.

La nota cuenta la historia de un ganso que se apartó de su subespecie para hacerse pareja de un cisne negro, llamado Henry, con el que tuvo una relación de 24 años.

Cuando Henry hizo su pareja a una cisne hembra, llamada Henrietta, Thomas se quedó con la nueva pareja y ayudó a crecer sus crías hasta que Henry murió, en 2009.

Thomas fue retirado al santuario del Wellington Rehabilitating Trust (WBRT) en 2013, perdió la vista y murió el 3 de febrero pasado.

Según sus cuidadores, Thomas vivía para comer elotes hervidos y no le gustaba ser guardado en su caseta por la noche.

Hechas todas las cuentas, antes de la llegada de Henrietta, Thomas disfrutó de 18 años de una relación amorosa gay con un miembro de otra subespecie de anátidos, y fue luego fiel miembro de un triángulo, en medio de una pareja particularmente prolífica.

El santuario Wellington estudia la posibilidad de enterrar a Thomas junto a Henry, en el parque donde vivieron los años de su invencible compañía.

Me informa internet que hay 12 animales que tienen una sola pareja toda la vida: los pingüinos, el lobo gris, los albatros, el antílope africano, el guacamayo azul, los monos gibones, el caballito de mar, las nutrias gigantes, las lechuzas, el cóndor, los cisnes y los gansos.

No hay grandes sorpresas en la homosexualidad del cisne negro, pues una cuarta parte de ellos lo es, y una quinta parte de los gansos. No es inusual que dos cisnes machos cobijen a una hembra mientras pone y empolla a sus crías, y la echen después del nido y la crianza para encargarse ellos de la descendencia.

La idea de un ganso blanco metido de por vida entre una prolífica pareja de cisnes negros no deja de ser una advertencia pagana de las variedades impías del amor, la fidelidad y la familia que produce la naturaleza.

hector.aguilarcamin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.