• Regístrate
Estás leyendo: “'Tapadismo' democrático”. Las nuevas reglas
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 04:25 Hoy

Día con día

“'Tapadismo' democrático”. Las nuevas reglas

Héctor Aguilar Camín

Publicidad
Publicidad

Las reglas del antiguo tapadismo priista decían que quien quisiera ser Presidente debía ingeniárselas primero para entrar al gabinete.

Las reglas del actual “tapadismo democrático” indican que ese es el camino más arduo hacia la Presidencia. Desde el inicio de la alternancia democrática, en el año 2000, ningún presidente ha podido dejar en el poder a un miembro preferido de su gabinete.

No pudo hacerlo Fox con su secretario de Gobernación, Santiago Creel, ni Calderón con su secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

Lo que muestra el ciclo de la democracia mexicana es que el ganador de la silla presidencial no solo no debe ser un miembro del gobierno, sino más bien un opositor.

Opositor de Fox fue Calderón, que ganó su candidatura en las elecciones internas del PAN contra el candidato del Presidente, Santiago Creel.

Opositor fue desde luego Peña Nieto, que no solo no era del mismo partido que Calderón, sino que no había siquiera sido miembro del gabinete.

Calderón se ganó su candidatura rebelándose contra Fox. Peña Nieto ganó la suya mediante una alianza de gobernadores de oposición que acabaron imponiéndose en las elecciones al poder central.

No podemos decir quién y cómo ganará la sucesión presidencial de 2016, aunque sí que los punteros en las encuestas son dos opositores: Margarita Zavala, del PAN, y Andrés Manuel López Obrador, de Morena.

El más aventajado miembro del gabinete de Peña Nieto que hay en las carreras, según las encuestas, es el secretario de Gobernación, Osorio Chong. Aparece en un tercer lugar de las preferencias.

Le sigue el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, y luego otros miembros del gabinete, reconocidamente bien vistos por el Presidente, como Aurelio Nuño, secretario de Educación, y el flamante secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Nadie padece tantas restricciones en las reglas del “tapadismo democrático” como los miembros del gabinete presidencial.

Nadie tiene tantas ventajas en la competencia como los presidentes de los partidos que tienen a su disposición, gratis, los millones de spots que les otorgan las prerrogativas de sus partidos.

hector.aguilarcamin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.