• Regístrate
Estás leyendo: Obesidad criminal
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:42 Hoy

Día con día

Obesidad criminal

Héctor Aguilar Camín

Publicidad
Publicidad

El enemigo número uno de los mexicanos es lo que comen. Mejor dicho, lo mal que comen, esa mezcla fatal de la antigua dieta de la fritanga y los atoles, con las nuevas dietas de los refrescos, y las golosinas y alimentos industrializados.

La obesidad es la antesala de la diabetes mellitus 2 y de la enfermedad isquémica cardiaca, las dos mayores causas de mortalidad general en México. 100 mil mexicanos morirán por diabetes en 2015. 87 mil murieron en 2013 por cardiopatía isquémica. Hay 10 millones de mexicanos diabéticos.

El costo directo estimado de atender las enfermedades atribuibles al sobrepeso y la obesidad creció 61% entre 2000 y 2008: pasó de 26 mil a 42 mil millones de pesos. En 2017, el costo será de casi 78 mil millones.

En 2008, la atención a enfermedades asociadas con la epidemia de sobrepeso y obesidad representó el 33.2% del gasto público federal en servicios de salud.

El costo indirecto de la epidemia por pérdida de productividad y por muerte prematura aumentó de 9 mil millones de pesos en 2000 a 25 mil millones en 2008, un crecimiento promedio anual de 13.51%.

El costo total del sobrepeso y la obesidad (suma del costo indirecto y directo) ha aumentado (en pesos de 2008) de unos 35 mil millones en 2000 a unos 67 mil millones en 2008. Para 2017 el costo total ascendería a 150 mil 860 millones.

La obesidad y sus enfermedades representan un horizonte de postración y muerte prematura para millones de mexicanos y una amenaza de quiebra financiera para el sistema nacional de salud.

Este apocalipsis silencioso avanza hacia nosotros desde el futuro a caballo de la peor mezcla imaginable de industria y hábitos alimentarios, ambientes y conductas “obesogénicas” (que inducen y producen gente obesa), y una indiferencia pública ante el problema que no augura sino su multiplicación.

Dos de cada tres mexicanos adultos mayores de 30 años padecen obesidad. Tres de cada 10 niños menores de doce años, también. Ocho de cada 10 niños obesos llegan a ser adultos obesos. La mitad de los casos de obesidad infantil se presentan antes de los 2 años de edad.

Nada nos mata tanto como lo (mal) que comemos.

(Cifras y datos en “Obesidad, la epidemia”. http://www.nexos.com.mx/?p=15211).

hector.aguilarcamin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.