• Regístrate
Estás leyendo: Costos de la destrucción del NAIM
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 19:09 Hoy

Día con día

Costos de la destrucción del NAIM

Héctor Aguilar Camín

Publicidad
Publicidad

Empecemos por las personas: la cancelación del nuevo aeropuerto traerá la pérdida inmediata de 46 mil empleos directos e indirectos. Y la de las empresas mexicanas que cotizan en bolsa el día de la decisión fue de 17 mil 500 millones de dólares, aunque al día siguiente perdieron otros 5 mil millones.

El peso perdió el lunes 3 por ciento de su valor frente al dólar. Se mantuvo estable el martes y el miércoles perdió otro 1.26 por ciento, luego de que la calificadora Fitch bajara su expectativa sobre México. Es la caída más grande del peso, por razones internas, desde el error de diciembre de 1994.

 La BMV cayó 4.2 por ciento el lunes del anuncio, se mantuvo estable el martes y ayer volvió a caer en 0.78 por ciento. Es la peor caída de la bolsa desde la crisis global de 2009.

Empezando con J.P. Morgan y terminando con analistas de los grandes bancos nacionales, la previsión del crecimiento de la economía bajó de 2.4 a 1.9.

La decisión de cancelar el aeropuerto convertirá en deuda exigible de inmediato lo que era un fondo de inversión de 120 mil millones de pesos, recogidos con los bonos de largo plazo que iban a pagarse con el impuesto especial para viajeros, el famoso TUA. Los bonos han perdido en estos días como 10 por ciento de su valor, pero son la quinta parte de los célebres 500 mil millones reasignados del presupuesto con que iba a empezar la cuarta transformación.

El futuro secretario de Hacienda ha tenido que garantizar públicamente que habrá en el presupuesto la partida necesaria para esto. La decisión de cancelar el aeropuerto es un tiro en el pie para el presupuesto del gobierno electo, aunque el costo mayor está por venir: la pérdida de confianza que inhibe ya a los inversionistas.

Al momento de escribir esta nota no se habían pronunciado calificadoras claves, pero ya algún analista consideraba que México había sido puesto, en materia de credibilidad internacional, “al nivel de una república bananera”.

Todo esto es grave, pero no lo peor. Lo peor de este momento es la política.

hector.aguilarcamin@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.