• Regístrate
Estás leyendo: Turbulento 2018
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 08:38 Hoy

Turbulento 2018

Publicidad
Publicidad

En un ejercicio de prospectiva, el año que inicia luce por demás turbulento. Desde las amenazas externas que se ciernen sobre el país, principalmente derivadas del resultado final de la “negociación” del TLC (pero también de la “Guerra de los Quesos” con Europa) y el posible desmoronamiento de la OMC por los embates y eventual abandono de EU del organismo multilateral; pasando por el muy difícil y ya violento año electoral que se avecina; hasta las consecuencias del sexenio perdido de Nuevo León tras el abandono pactado (PRI-PAN) de su puesto del gobernador Jaime Rodríguez para ir como “independiente” en pos de la Presidencia de la República.

Ominoso luce, para empezar, el relativo silencio en el que han caído las negociaciones para “modernizar” el TLC. Un eufemismo para dar lugar a los dictados de EU. Merced a un pacto de confidencialidad entre los negociadores de EU y México poco se sabe de los avances pactados salvo lo mínimo que ya ha trascendido hasta ahora. En la realidad, tras bambalinas pueden estarse cocinando acuerdos desventajosos para el país, como sucedió con las cuotas de azúcar y fructuosa, así como de los acuerdos sobre lácteos, de los que luego de las protestas de los lecheros nacionales ya no se ha escuchado más. La economía no luce en sus mejores momentos. El trillado estribillo de país en tránsito al desarrollo ya no convence a nadie. México acumula más de 50 años de “subdesarrollo” y esta vez ya ni el petróleo lo puede salvar, porque lo privatizó su jauría de gobernantes neoliberales.

Desconocido es también lo que pomposamente la Secretaría de Economía llamó (y ya abandonó) Plan B para paliar las consecuencias negativas de una posible salida de EU del TLC. Nada de ello se ha visto aún, salvo las proclamas vacuas de que el comercio exterior se habrá de diversificar, como si se tratara de un acto volitivo de resultados inmediatos. En realidad si México no ha diversificado sus mercados ha sido por un conjunto de factores objetivos: ausencia de políticas públicas diversificadoras, barreras geográficas trasatlánticas que encarecen los productos, y monodependencia de México con EU para más del 90 por ciento de su comercio exterior. Aunado a lo anterior cuenta el abandono del mercado interno y el fortalecimiento de la industria propia. Somos como resultado un país consumidor y maquilador con costos de mano de obra irrisorios.

Por otra parte se avecinan unas elecciones que muchos califican de Estado (como lo fueron los antecedentes en las del Estado de México). Si en el destape de Meade, la restauración de la antidemocrática liturgia priista es un indicio, el candidato seleccionado y las formas regresivas de su discurso al autoritarismo, acoplado con legislaciones represoras y cercenadoras de libertades ciudadanas (Ley de Seguridad Interior y la reforma al Código Civil Federal que restablece la figura de “daño moral” para medios electrónicos que difundan hechos “ciertos o falsos”) evidencian censuras e imposiciones electorales por todos los medios posibles. El objetivo es hacer transexenales las reformas del modelo económico neoliberal y cerrar el paso al candidato López Obrador.

En ese contexto se ubica el acuerdo cupular PRI-PAN para permitir la cuestionada participación del ex priista Jaime Rodríguez, gobernador de Nuevo León, en una campaña electoral en pos de una Presidencia de la República que no tiene las menores posibilidades de alcanzar, pero que sí puede constituir un polo de atracción para un electorado de por sí atomizado y disperso. Robarle votos a AMLO es el objetivo. Pero el resultado buscado no está exento de sorpresas. No es desdeñable la posibilidad que la estrategia rebote como boomerang en contra del PRI. Que El Bronco y AMLO pactaran entre ellos es una posibilidad hasta ahora poco explorada, pero que ya se empieza a considerar. En las elecciones del 2018, los pactos en apariencia “contra natura” son pragmatismos que suscribirlos ni despeinan a los actores que se hacen trajes a la medida. Por lo que no sería imposible ver al “independiente Bronco” militar en las filas de Morena.

Todo lo anterior ocurre en el marco de un déficit de educación cívica y de información política entre la población, lo que agudiza las contradicciones y las tensiones sociales que se vivirán en el 2018.

gcolin@mail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.