• Regístrate
Estás leyendo: Joder a la educación en NL
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 13:03 Hoy

Entre pares

Joder a la educación en NL

Guillermo Colín

Publicidad
Publicidad

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, probablemente visite NL para levantar una bandera blanca que supuestamente significaría que el problema educativo en la entidad “está resuelto” (cualquier cosa que esto sea para las autoridades afectas a esos juegos de falacias).

En franca contradicción (y en la inanición de la perennemente removible secretaria Esthela Gutiérrez) arrecian las protestas de docentes jubilados que en Monterrey han visto reducir drásticamente sus prestaciones económicas, o bien, simplemente han dejado de percibirlas en su nómina. Su plantón instalado por estos días a las puertas del Palacio de Cantera es la exhibición de que el problema magisterial –aun el que tiene que ver con sus más elementales claves económicas– continúa lejos de resolverse ante la incapacidad de las autoridades para dar respuesta a sus reclamos.

Entonces: ¿De cuál progreso educativo hablan? Es una de las tantas paradojas que engusanan de cinismos la vida pública del país.

Meses han transcurrido desde que la capital regiomontana se infartó cuando la conservadora Sultana, en forma inédita, vio salir a las calles a miles de maestros en protesta por una de las consecuencias de la mal llamada reforma educativa: la anulación del estímulo económico llamado “carrera magisterial” y del escalafón que implicaba.

Ante esa movilización inaudita, la sociedad regiomontana mostró su cara más insolidaria e intolerante. El secretario de Gobierno, Manuel González, los amenazó con la represión y los calificó de alborotadores manipulados por una urdimbre conspirativa de chiapanecos y oaxaqueños del sindicato opositor CNTE que pondría en peligro las fábricas regias y el estilo de vida norteño.

En realidad a la postre se vería que movidos por sí mismos los docentes regios salieron a las calles unas cuantas veces, únicamente motivados por el más regiomontano de los móviles: el dinero faltante en sus bolsillos. Desde entonces ya no han vuelto a salir multitudinariamente. Restauraron la carrera magisterial por sus presiones, aunque el problema de fondo continúa. Pero de ello, los maestros nuevoleoneses en su desmovilización orgánica que el SNTE prohíja y cultiva ya están hoy sólo muy escasamente enterados.

Lejos resuenan las palabras, en aquellos días, de la subsecretaria de Educación Básica de NL, María de los Ángeles Errisuriz: “…Hay alrededor de 48 mil maestros en NL, pero sólo 4 mil 800 fueron convocados para ser evaluados. Para aquel que no se presentara habría consecuencias (…) Pero de ahí se genera otra incertidumbre (…) porque los criterios son muy radicales: idóneo y no idóneo”. ¿Todo esto ya se solucionó y por eso viene Nuño a NL?

Acaba de decir EPN, en el colmo de los simplismos, que ningún presidente se levanta pensando cómo joder a México. Desde luego que no ocurre así. La orientación a la praxis ya viene imbuida en el personaje como parte de su bagaje ideológico y de los compromisos políticos, y de los intereses económicos a los que se haya comprometido a proteger en caso de llegar al poder. (Lo otro es omnipotencia: “soy Presidente por tanto incapaz de joder a México”. O pensamiento mágico: “Si uno proviene del PRI siempre actuará para bien de México”, aunque eso implique vender al país al extranjero o desmantelar a propósito a Pemex).

En el caso de la casta neoliberal que ha gobernado México los últimos seis sexenios, esto incluye la miopía necesaria para autoconvencerse de que el país avanza y bien sólo por una ruta, la de ellos.

La nula asimilación del fracaso gubernamental en la implementación y fallida planeación de la reforma educativa palidece al vislumbrar la segunda parte que ya viene y que sospechosamente ha sido silenciada mediáticamente: el desmantelamiento de la autonomía en las universidades públicas y el financiamiento, obligatorio para el Estado, de las privadas. En otros estados los universitarios ya están tomando la calle, con sus rectores a la cabeza. ¿Aquí la UANL no ve mayor peligro para su misión en el contenido de la Ley General de la Educación Superior (LGES) que ya está en la Cámara de Diputados?

Tan perverso es el sistema de paradojas neoliberales, que ahora resulta que los principales promotores de la reforma energética, aprobada con su apoyo, vociferan (como si no lo hubieran previsto todo el tiempo) que ésta “trajo más daños que beneficios” (Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Coparmex) cuando en su momento empresarios como él hicieron coro de alabanzas seráficas al gobierno peñista, quien como dijo el ex presidente Zedillo “hizo lo que ni en mis más salvajes sueños neoliberales hubiera podido imaginar”. Para joder a México no es necesario proponérselo todos los días, aunque algunos lo logran…

gcolin@mail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.