• Regístrate
Estás leyendo: Ejidatario desea saber cómo será despojado
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 02:12 Hoy

Entre pares

Ejidatario desea saber cómo será despojado

Guillermo Colín

Publicidad
Publicidad

El señor Juventino Saldaña Muñiz, estimable lector, en relación al contenido de la semana pasada, (“Entre Pares”: “Especulación con tierras, el verdadero negocio del gas shale”) nos dirige correo donde, respetando sintaxis y ortografía, se describe a sí mismo como un “ejidatario que trabajó 27 años en la Secretaría de la Reforma Agraria y colaboró por varios períodos estatutarios al servicio de los campesinos de esta entidad durante más de 30 años por lo que me doy cuenta de aspectos que usted no precisó y los cuales deseo señalar, sin ánimo de entrar en ninguna clase de polémica sino de entender más sobre este asunto del cual sabemos poco y que, sin embargo, será tema muy comentado dentro de los próximos meses, en cuanto se aprueben las leyes secundarias de la reforma energética”.

Asiste razón y mérito al señor Saldaña Muñiz en pretender informarse ya que en lo que al campo respecta las leyes secundarias energéticas, si son aprobadas como vienen, serán una verdadera tromba de proporciones catastróficas para el ejido mexicano. Confirmando lo planteado el pasado 5 de junio por “Entre Pares”, respecto del cambio de paradigma de la propiedad del subsuelo, la legislación secundaria va más allá y propone como figura jurídica la “servidumbre de hidrocarburos” o la legalización del despojo de ejidos, comunidades y hasta de la propiedad privada, contraviniendo lo afirmado por EPN respecto de que no habría cambios a la propiedad social.

Va al grano el ejidatario Salgado Muñiz:

“Menciona usted, en su colaboración en comento, que el gobernador Medina de la Cruz pretende agrupar oficiosamente (mediante método aún no revelado) a todos los miles de ejidatarios de la zona de Burgos en un clúster (entonces sí existe método revelado?) (sic) para negociar tierras de los propios ejidatarios.

“No existe la figura clúster en las disposiciones de la vigente Ley Agraria y tampoco nos da usted luces (…) en dónde el gobernador del Estado reveló tan interesante futuro (…) que les espera a los habitantes de la cuenca de Burgos”.

Vale aclarar al atento lector y al amable corresponsal que un clúster no es ningún método y por supuesto no aparece en ninguna norma. Es un anglicismo pésimamente utilizado por el gobernador en entrevista con Bárbara Anderson (MILENIO 4-06-14) para probablemente describir un conjunto de ejidatarios sindicados territorialmente y representados por un apoderado. En consecuencia emerge el enigma de qué método se valdría Rodrigo Medina para lograr la unanimidad o el consenso mayoritario entre miles de campesinos así agrupados.

Pero esta columna a partir de las expresiones de reciente foro agrario sobre las implicaciones de las leyes secundarias propuestas, puede formular la hipótesis que el hasta ahora desconocido método será el miedo. Miedo de los comuneros, temporaleros, y toda suerte de ejidatarios o asimilados, a perder sus tierras y derechos de tránsito merced a una expropiación si no negocian sus tierras. Así en NL podría plantearse a miles la ecuación amenazadora: “O llegas a un acuerdo expedito para negociar de tus tierras lo que las petroleras quieran o te expropiamos”. La zaga cardenista de 1938 regresaría pero con las compañías petroleras antaño expropiadas, ahora reconvertidas en zombies vengadores de la mano de inescrupulosos políticos criollos. Si en opinión del ejidatario Salgado Muñiz éste es un “interesante futuro” que espera a los habitantes de la cuenca de Burgos, vale diferir con el mayor énfasis posible.

Prosigue el lector ejidatario:

“Yo trabajé por varios años en el Distrito 04 (…) en el Norte de Nuevo León y parte de Coahuila, (1979 a 1980), siendo testigo de las primeras perforaciones para gas en el subsuelo de Lampazos y Anáhuac, N.L. y puedo afirmar que no existen miles de ejidatarios en la cuenca de Burgos pues predominan los pequeños propietarios, colonos y comuneros (…) que no se deben considerar propiamente ejidatarios. Sin embargo, dicho lo anterior, yo considero que usted nos debe ampliar la información sobre este tema tan importante”.

Contradice la afirmación del ejidatario Salgado Muñiz la especialista María Zabadúa Serra, quien en el texto “Agrarismo en Nuevo León” publicado por la UANL, contabiliza en el norte de la entidad 7,720 ejidatarios y en todo NL suma 42,692. Con independencia del criterio del señor Salgado Muñiz, claramente en la entidad hay miles de ejidatarios. Y por la ampliación de la información valga decir tan sólo que ejidatarios como él, o aún sin serlo, cualquier propietario de terreno tendrá únicamente 90 días para ponerse de acuerdo con Shell, Bristish Petroleum, Texaco, Petrochina y muchísimas otras, para negociar sus tierras o perderlas vía una “servidumbre de hidrocarburos”.

gcolin@mail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.