• Regístrate
Estás leyendo: ‘Cambio de guardia’
Comparte esta noticia

Columna de Gonzalo Oliveros

‘Cambio de guardia’

Gonzalo Oliveros

Publicidad
Publicidad

La constante se da en todas partes del mundo: los políticos tradicionales viven una tóxica relación con factores de poder anquilosados. Entre esos entes se cuentan empresarios, medios, sindicatos, activistas.

Durante años, la relación entre cada parte se ha estrechado pero, a la vez, olvidado a la masa, el votante queda en un segundo término dentro del balance.

Entonces, un líder carismático que, la mayoría de las veces, se ha vuelto popular a través de los medios que lo minimizan en un inicio, rompe el pacto y se rebela a los acuerdos. Con la utilización de métodos de comunicación heterodoxos-desde el nicho de la televisión por cable hasta las redes sociales pasando por el puebleo- se posiciona como la solución a problemas de corrupción, inseguridad y pobreza.

El líder gana la elección y presiona a los entes de poder para firmar un nuevo pacto, lejano de los acuerdos anteriores en donde el beneficiario no es el votante ni medios o empresarios, sino el candidato electo y su grupo compacto.

Dicha teoría política ha sido relatada y comprobada una y otra vez en los últimos años. Resultado de pensamiento conservador y la proliferación de opiniones a través de las redes sociales, la dinámica se repite aunque la ideología sea distinta.

Porque, seamos claros, Trump no es el Brexit ni López Obrador es Bolsonaro, pero los fenómenos tienen similitudes en su génesis. El hartazgo a la corrupción, el miedo a la pobreza y al extraño se replica una y otra vez.

Ahora, cada sociedad resiste o revienta el pacto en concordancia con la fortaleza de sus instituciones. Trump ha insistido en destruir el status quo norteamericano pero las instituciones fundamentales evitan que el proceso de atropellamiento sea fulminante. No obstante, la presión ha sido enorme en ciertos asuntos que se han doblado ante la aplanadora que es el empresario convertido en político.

No se sabe cuánto podría soportar las estructuras de poder mexicanas un planteamiento de cambio radical desde el lopezobradorismo. Lo de esta semana -la consulta, resultado y reacciones sobre el tema del aeropuerto- es un entremés sobre la respuesta de inversionistas internacionales al cambiar los aires de la economía mexicana.

No obstante, no se sabe hasta dónde cederían otros personajes en el ajedrez nacional.

Y eso, es otras de las cosas que descubriremos en los siguientes meses, por la buena o por la mala.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.