• Regístrate
Estás leyendo: Ahora, esto
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 01:52 Hoy

Columna de Gonzalo Oliveros

Ahora, esto

Gonzalo Oliveros

Publicidad
Publicidad

Conforme avanza la campaña, la aparición de videos y producciones que intentan descalificar a los distintos candidatos se multiplican como mogwais en diluvio.

Consecuencia del auge digital y la inútil ley electoral que impide una comunicación rápida y eficaz a través de medios electrónicos, la aparición de múltiples spots, anuncios y escenificaciones a través de la red son el pan nuestro de cada día y la polémica entre seguidores y detractores de cada uno de los candidatos.

Al ser anónimos y viralizados de forma digital, el INE está impedido de hacer cualquier tipo de moción censora para parar la relatividad en donde se va de la gerontofobia a la implantación de la idea que México será Venezuela a partir de la llegada de López Obrador.

Claro, estos videos son retomados no solo en redes, muros y Time Lines, sino por los medios tradicionales que, con el pretexto de que son contenido de las campañas, los reproducen dentro de noticieros y programas de revistas. Lo normal en cualquier democracia donde la libertad de expresión existe de forma plena, lo que México carece.

Desde hace semanas, intentó subir a mi muro de Facebook cada uno de los videos que me llegan y algunas columnas periodísticas que se acercan más a la propaganda que a la opinión. Cada una de estas publicaciones la hago con un mismo título: “Ahora, esto”. Así, pretendo no darle ningún tipo de connotación y prefiero que sea el lector quien decida darle valor.

El problema viene de las filias y fobias. Lopezobradoristas que llegan a mi cuenta de Facebook a reclamarme mi venta al gobierno federal; simpatizantes de Ricardo Anaya que hablan de mi baja credibilidad por publicitar esos contenidos, seguidores de José Antonio Meade que, de forma elegante, se indignan ante los memes.

Y, entre ellos, los esfuerzos de campaña para cambiar el discurso de odio hacia la sorna. La estrategia digital de AMLO lanzó un par de videos en donde con el HT #nuncadigasnunca reflejan dos momentos clave de la vida de un joven pero, en lugar de ser complicados, cambian a declaraciones sobre su simpatía hacia el Peje.

Algunos tomaron los videos con recelo y hasta rencor, pero la intención era claramente otra: cambiar el switch del discurso de odio de aquí al 27 de junio.

Faltan tres semanas para la elección. Aún faltan los suficientes días para descarrilar a un candidato y posicionarse como la vía para evitar el desastre.

Falta aún por ver y, seguro, usaré mucho el “ahora, esto” en los próximos días.

  goliveros@me.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.