• Regístrate
Estás leyendo: Legado de tradiciones
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 12:24 Hoy

Con singular alegría

Legado de tradiciones

Gilda Montaño

Publicidad
Publicidad

En el Estado de México he conocido a personas extraordinarias: Guillermo Molina Reyes, ha sido una de ellas. Lo trato de recordar ahora que cumple doce años de que se fue. Pero un espíritu como el suyo, nunca morirá.

Lo recuerdo muy bien y muy de cerca, gracias a su enorme aplomo y a su maravillosa sonrisa. Como esa que tenía el último día que estuve cerca de él, que fue precisamente cuando impartió una conferencia magistral en El Colegio Mexiquense: nos regaló muchos de sus conocimientos en materia de derecho penal, con una gran generosidad. Y allí estábamos, escuchando a este ser que lleno de sabiduría nos daba, en ese instante, parte de la historia de su vida.

Y cómo no festejarlo: ha sido el padre, el guía y el ejemplo a seguir del abogado Guillermo Molina Carvajal, hombre hecho del esfuerzo y el trabajo constantes. De este ser humano que se hizo y consolidó en nuestro estado y sus alrededores, como uno de los juristas más importantes de toda una época.

Vuelvo a ver a Guillermo Molina Carbajal hace pocos días en las carteleras que quiere ser presidente municipal de Toluca. Y el legado de la tradición del grande despacho, de los hijos haciendo la historia de la jurisprudencia en nuestro país, está inscrita en ese lugar que se quedó como el último día en que estuvo allí Don Guillermo.

Los dos títulos de Guillermo hijo: el de su licenciatura en la UNAM y, junto, la mención honorífica, como premio, como regalo constante que le daba su hijo y que tenía que ver todos los días de su vida al entrar a su lugar de trabajo en el que estuvo muchísimos años.

El valor de una persona no la dan ni el dinero, ni la política, o el éxito... lo dan los valores: el trabajo cotidiano; la familia que ha formado a lo largo de su existencia; la intensidad del amor dado a sus semejantes; la honorabilidad con la que enfrenta la vida; la trascendencia de sus hechos y como virtud principal: la transparencia de sus actos. Ese hombre, que se dio la posibilidad de ser feliz todos los días de su vida. Este es el legado que les da a quienes lo siguen queriendo. El que se ha de poner feliz —donde esté— que su linaje ha sido escogido para poder ser presidente municipal, siendo un hombre decente y honorable. Como él.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.