• Regístrate
Estás leyendo: Las paraestatales y su privatización
Comparte esta noticia

Con singular alegría

Las paraestatales y su privatización

Gilda Montaño

Publicidad
Publicidad

¿Qué hemos hecho de nuestras empresas paraestatales? ¿El dinero que se generó de ellas, por ellas, en ellas, a dónde quedó? Hace más o menos unos quince años, había más de mil doscientas. Ahora ya se han vendido casi todas, quedan probablemente doscientas.

Para Ignacio Pichardo Pagaza, empresa pública, a la luz del derecho mexicano positivo, es una unidad de producción de bienes o prestación de servicios que posee una contrapartida patrimonial directa, formada por decisión inmediata del Estado, con recursos de éste o sus conductos paraestatales.

Resumiendo, se trata de una entidad económica personificada en la que el Estado ha contribuido con capital por razones de interés público, social o general.

Entonces, si se crearon, ¿por qué se fueron vendiendo poco a poco? ¿Qué fue lo que motivó que así sucediera?

Esto se estableció en 1989 en el consenso de Washington. El FMI, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos establecieron un conjunto de medidas para los países en desarrollo azotados por la crisis, con la intención de lograr una estabilidad macroeconómica; la liberalización económica del comercio y la inversión; la reducción del Estado, y las facilidades para que se expandieran las fuerzas del mercado. Eso es lo que se llama neoliberalismo.

Esto fue para por un lado, hacer frente a la reducción de la tasa de beneficio en los países del Norte tras la crisis económica de los setenta, y por otro, como salida impuesta por las instancias arriba mencionadas, a los países del Sur ante el estallido de la crisis de la deuda externa. Todo ello por medio de la condicionalidad macroeconómica vinculada a la financiación concedida por estos organismos. Fue la privatización de los mercados.

Fue una política trazada por los poderes económicos mundiales, para que los gobiernos vendieran sus activos. Que se lo dejaran al sector privado. Desde Salinas sucedió; fue quien dijo que los bienes eran para remediar los males.

Ahora estamos en el brete de qué pasará con nuestro Tratado de Libre Comercio del Norte. Canadá y México unidos, contra Trump. ¡Que tal!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.