• Regístrate
Estás leyendo: City Manager
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 10:58 Hoy

Con singular alegría

City Manager

Gilda Montaño

Publicidad
Publicidad

El concepto de City Manager tiene, al ser una figura externa, distintas acepciones en la función administrativa mexicana. Se trata de un concepto de Derecho Comparado Internacional, que da resultados positivos en otras demarcaciones e insertados en la agenda desde lo internacional y lo global; México no tendría por qué ser la excepción.
Pero nadie se ha promovido como City Manager como lo hace Arne, quien a este momento, se le integra una queja e investigación en la Comisión de Derechos Humanos del DF, por exhibir en tiempo real, a través de Periscope a malos ciudadanos.
Comparado con un CEO de empresas de vanguardia, o con un CAO, Chief Executive Officer (CEO) por sus siglas o bien Chief Administrative Officer (CAO) ya en algunos Condados en los Estados Unidos, el concepto o la figura tiene antecedentes en Europa: en específico en Inglaterra y Estados Unidos, donde en Ohio se experimentó la figura por primera ocasión.
En México, Tijuana y Guadalajara llevan mano en su implementación. La Ley Orgánica Municipal se ha reestructurado. Monterrey se rezagó, la figura no se ha entendido. Se trata, de lograr separar con definición, los 'Actos de Gobierno' de los 'Actos de Autoridad'. Es en este fino hilo donde se da la confusión en atribuciones y competencias. Quien tiene facultad de encabezar actos de gobierno, tiene la facultad de realizar actos de autoridad, pero jamás a la inversa. Por esto, se delegan facultades administrativas y operativas en el City Manager.
Si en nuestra legislación, con anterioridad, hubiéremos definido con claridad el campo de acción de un Secretario Técnico o un Secretario Ejecutivo, no estaríamos ahora ante la presencia del City Manager, ni habrían surgido personajes como Arne. Nos habríamos ahorrado ver lo desagradable de #LadySotelo, servidor público en la Delegación de Tlalpan, ahora cesada; o de #Lordmelapelas; o del Director de la Policía Ministerial Federal, quien requirió al City Manager solicitar una cita en la PGR, previa la implementación de un operativo.
Bajo los principios de máxima publicidad, en términos de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, el servidor público de la Delegación Miguel Hidalgo y quien compitió en el proceso interno de su expresión política con Xóchitl Gálvez, se conduce en total legalidad.
Está en su derecho de transparentar su accionar como servidor público. Estamos ante la presencia de este tipo sui-generis de servidor público incorruptible e incuestionable. En redes sociales sus puntos porcentuales se han elevado por encima de su Delegada y del Presidente de sus propio Partido. Fue Jefe Delegacional y ni siquiera entonces alcanzó lo que hoy como subordinado ha logrado.
Estamos ante la presencia de quien se ha ganado el reconocimiento público, solo por hacer su trabajo. Los actos de autoridad casi siempre provocan furia al gobernado, sobre todo, cuando este último, lo es todo, menos autoridad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.