• Regístrate
Estás leyendo: Avanzar sin dividir
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 11:34 Hoy

Con singular alegría

Avanzar sin dividir

Gilda Montaño

Publicidad
Publicidad

Entre cambios; año dificilísimo; crisis mundial -desde China, para el resto del mundo-; a un año de Iguala -con sus convenidos perredistas-; dirigencias nuevas en tres partidos; gobernadores electos; Cámara de Diputados naciente -a un día y con conflictos-; con aplausos y disgustos en donde él solo enfrenta a 50 millones de paisanos que están viéndolo, y el resto del mundo con sus embajadores también... Enrique Peña, al que la mitad del pueblo mexicano eligió, está leyendo su Tercer Informe de Gobierno. Difícil momento. Qué fuerza debe tener un ser humano para traer a todo un país cargando en la espalda, pienso. Informar sobre la pobreza, la violencia, los logros; lo caminado, lo pactado, lo vivido.

Dos objetivos en su gobierno: estabilidad y crecimiento. Gastar menos y administrar mejor. Eficiencia, eficacia en pulcras finanzas públicas. Antes que nada, que todos -el turismo, la energía, la salud, la industria, el comercio, lo que sea añadido, como la Secretaría de Cultura- mejoren. Pero sin lugar a dudas, la educación seguirá siendo el principal protagonista de esta historia. Que ningún niño se quede sin escuela, sin maestros ni educación.

Al frente su esposa, sus hijos y Manlio. Junto, todo el gabinete legal y ampliado. Sus aliados. Además de los gobernadores de la nación mexicana. Más atrás, su eterno amigo: Luis Miranda. Ausente, Emilio, quien hizo de la Reforma Educativa un pedazo de conciencia para México.

Dos horas y yo viendo. 10 nuevas propuestas. Conciencia de actos: combatir la desigualdad; impulsar leyes para fortalecer el Estado de Derecho; concretar un acuerdo para la justicia cotidiana; impulsar regiones con mayor rezago; apoyar actividades productivas para zonas rurales y, a mi parecer, la más importante, con 50 mil millones de pesos: hacer la renovación de la infraestructura educativa. Se emitirán los "bonos para la infraestructura educativa, en la Bolsa Mexicana de Valores". Con lo que se captará el dinero arriba mencionado. Se enseñará inglés en las escuelas de nivel básico y se creará la Secretaría de Cultura; se mantendrá la estabilidad macro-económica; se atraerán flujos de capital con modelos de asociación público-privados, incluyendo al sector energético y austeridad presupuestal.

Avanzar sin dividir, transformar sin destruir. "A la mitad del sexenio, no es tiempo para empezar de cero ni para improvisar. Es momento para hacer un balance, ajustes y reforzar lo que está bien hecho". Felizmente le queda otro tramo igual. Veremos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.