• Regístrate
Estás leyendo: Orbilibro Borges en León
Comparte esta noticia

Sobre héroes y hazañas

Orbilibro Borges en León

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

Es curioso hablar sobre el ciego clarividente de Buenos Aires en León, Guanajuato. Es hablar mi más ni menos de un tigre mayor en el laberinto o dédalo guanajuatense. 

 
Agradezco los buenos oficios de Julia Cuéllar y de Mauricio Miranda: ellos posibilitaron el encuentro con jóvenes preparatorianos y universitarios. 

 
La conferencia/charla discurrió sin mayores sobresaltos hasta que una jovencita me preguntó a quemarropa por los metros más frecuentados por Borges. 

 
Pensé en los tankas, en los arduos cuartetos de sus poemas más extensos, en los diecisiete Haiku de La cifra (así haiku en singular) y en los numerosos y lúcidos sonetos que, sólo para consignar un dato de estirpe matemática, constituyen más del 60 por ciento del poderoso poemario El otro, el mismo. 

 
También pensé en las milongas de Para Las seis cuerdas, pero la jovencita contragolpeó con aplomo: 

“Oiga, señor, cuántas décimas escribió Borges. Enmudecí al tiempo que recordé el remate que Borges dedicó a Joyce y que suelo tuitear con tanto fervor: “Dame, Señor, coraje y alegría/para escalar la cumbre de este día”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.