• Regístrate
Estás leyendo: Nostalgia de los números
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:45 Hoy

Sobre héroes y hazañas

Nostalgia de los números

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

El domingo que veía cómo se desdibujaba, abatido por una frustración creciente, el número 12 de la camiseta de Tom Brady pensé en esas otras camisetas que fueron robadas, y luego recuperadas en México, con las que el mariscal de campo de los Patriotas jugó las finales de 2015 y 2017. La memoria del corazón humano, lo dice de otro modo Gabriel García Márquez en El amor en los tiempos del cólera, tiende a minimizar lo ingrato, lo triste, lo negativo y, al mismo tiempo, magnifica y potencia lo bueno, lo agradable, lo positivo. Solo por este mecanismo o ardid podemos sobrellevar el pasado. Y al ver ese número 12 que tantas satisfacciones ha dado al equipo de Nueva Inglaterra vinieron a mi mente varios números gratos: el 58 de Jared Borgetti con el Santos Laguna, el 42 de Jackie Robinson que luego retomó de manera singular el gran apagafuegos panameño de los Yanquis Mariano Rivera, el 34 de Fernando Toro Valenzuela, también el 34 del indomeñable Shaquille O’Neal (obligado a usar ese número y retirar de su dorsal el 32 porque era el del Magic Johnson), el mayestático o majestuoso número 10 de Pelé, de Maradona y de Messi y, cómo no, el insobornable 46 del motociclista italiano Valentino Rossi, adoptado por razones de índole sentimental: era el mismo número que lucía su padre, el también piloto Graziano Rossi en el carenado.

El nostálgico número 12 que lucía Tom Brady el domingo, tras la inesperada derrota frente a las Águilas de Filadelfia fungió como detonador o disparador de esta reflexión respecto de los números en los ases deportivos.

gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.