• Regístrate
Estás leyendo: Matices de la risa y de la sonrisa
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 04:23 Hoy

Sobre héroes y hazañas

Matices de la risa y de la sonrisa

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

En Fragmentos del asombro (Ediciones Sin Nombre, 2006) escribí: “Ni la burla ni la carcajada, tampoco la ironía o el sarcasmo: el arte de sonreír es misterioso y poco práctico en nuestros días”.

Hay por lo menos tres palíndromos que aluden a la sonrisa y la ponderan encima de la risa y de la carcajada. El primero es éste: “Ana sonríe, reír no sana”. El segundo, tan famoso como certero, es: “Asirnos a la sonrisa”. La prolongación no lo mejora: “Asirnos a rara sonrisa”. El tercero implica los actos rivales o enemigos de la risa y de las lágrimas, en consonancia con aquella celebérrima revista “Lágrimas y risas” de la reina de las historietas Yolanda Vargas Dulché: “Así reverbero: lloré breve risa”. Reverberar, avisa el diccionario, es “reflejarse una luz en un objeto brillante”. Y la expresión “lloré breve risa” parece aludir a la alacridad, esto es, al carácter alegre, a llorar de risa.

En nuestros pagos decimos irrisión, befa, burla con insulto, pero nadie dice –que yo sepa- derrisión (que significa lo mismo que irrisión) ni, mucho menos, la palabra desopilante cuya raíz tiene que ver, en el mundo de la medicina, con eliminar la obstrucción. Desopilante aparece en el diccionario de la RAE como “festivo, divertido, que produce mucha risa”.

Algunos animales imitan, el llanto, el bostezo, la risa, pero el hombre es el único animal que imita la sonrisa. Por cierto, cuando a alguien le va bien, cuando “le está dando el sol en la cara” solemos utilizar el verbo sonreír como, por ejemplo, a Fulano de tal “la vida le sonríe”.


gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.