• Regístrate
Estás leyendo: Lev Yashin, la araña negra: el mejor arquero del mundo (segunda y última parte)
Comparte esta noticia

Sobre héroes y hazañas

Lev Yashin, la araña negra: el mejor arquero del mundo (segunda y última parte)

Gilberto Prado Galán

Publicidad
Publicidad

Lev Yashin fue campeón de Europa frente a Yugoslavia en 1960. Tres años después fue elegido Balón de Oro, el único portero en haber conquistado este reconocimiento. Yashin sería considerado, por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol, el mejor portero en la historia de ese deporte (1987). Tres años antes le habían amputado la pierna derecha por alto riesgo de fallo cardiaco: tenía tromboflebitis y diabetes (21 de septiembre de 1984). Aquella pierna había impedido numerosos goles. En la lista de la Federación La araña negra lidera sobre míticos cancerberos como Gordon Banks, Dino Zoff, Seep Mayer o Ricardo Zamora. Lev Yashin se retiró del futbol en 1971. Había vestido la casaca del Dínamo de Moscú durante casi 20 años y había participado en 78 juegos internacionales con la selección soviética. Allí paró ocho de los 11 penales que le lanzaron.Reseñaré aquí los errores históricos de La Araña Negra para ilustrar cómo se tensan los nervios en las Copas del Mundo, cómo hasta los más grandes pueden fallar, afectados por la presión del público o por la propia debilidad psicológica: recordemos el penal fallado por Roberto Baggio en el mundial de 1994. O las penas máximas erradas por Zico y Platini –ese día el francés cumplía años- en el Brasil-Francia de 1986. Y eso que Yashin tenía como virtud adicional el estudio del rival, el paciente examen de las características principales de sus oponentes. Por esta razón pudo parar tantos y tantos penales. Hoy es práctica común leer la manera de jugar del otro, pero Lev Yashin fue uno de los primeros en hacerlo de manera pormenorizada, minuciosa, sesuda. Siempre vestido de riguroso negro, con el número 1 en la espalda, Lev Yashin se retiró en un partido de Rusia frente a un combinado internacional. Cuenta la leyenda que se acercó al mejor portero del continente americano: el uruguayo Ladislao Mazurkiewitcz (Mazurka, quien también vestía siempre de negro) y le dijo entregándole los guantes: “Ten, eres mi sucesor”. La IFFHS colocaría a Mazurkiewitcz en el lugar número 12.La araña negra era un impasable gigantón (1.89) que pesaba 83 kilos. Inició su actividad deportiva como guardapalos de hockey sobre hielo en una fábrica de herramientas durante la Segunda Guerra Mundial. Yashin murió en Moscú cuando sólo tenía 60 años (1990). Las fenomenales atajadas de la araña serán recordadas siempre: fue, quizá y sin quizá, el guardavallas con mejor ubicación bajo los tres palos y, a pesar de ello, la Araña Negra cometió crasos errores en las Copas del Mundo: la perfección no es compatible con la dimensión humana.


gilpradogalan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.